El presidente de la Comisión tampoco descarta tal posibilidad

Comisario UE insiste en que hay que prepararse por si Grecia abandona el euro

El comisario europeo de Comercio, Karel De Gucht, reiteró hoy que los 27 deben prepararse para una hipotética salida de Grecia del euro por precaución, a la vez que trabajan para asegurar que el país permanezca en la eurozona.

"Necesitamos estar preparados para todas las eventualidades", afirmó hoy en rueda de prensa De Gucht, pero insistió en que al mismo tiempo "debemos asegurarnos de que Grecia se quede en la zona del euro".

El comisario matizó así las declaraciones que realizó recientemente a un medio belga y que despertaron cierta polémica en Bruselas, donde en general se prefiere no mencionar "planes B" para afrontar el posible abandono de Grecia del euro.

De Gucht consideró que no es posible que en la UE no se tenga "la más remota idea de lo que sucedería si pasa algo dramático con Grecia" y añadió que "se supone que somos personas responsables".

Las declaraciones del comisario se producen después de que el viernes pasado el presidente de la Comisión Europea no descartase la existencia de planes alternativos por si se confirma la salida del euro de Grecia, al afirmar que en la actualidad trabajan en el plan "A".

"Nunca comentamos planes B, es una norma básica. Estamos trabajando en el plan A, que es que Grecia permanezca en el euro, que respete los compromisos y por supuesto que también todos los demás socios del euro respeten esos compromisos", afirmó Barroso.

Ese mismo día, el comisario europeo comentó en una entrevista publicada por el diario belga "De Standaard" que tanto los servicios de la Comisión Europea como del Banco Central Europeo (BCE) "estudian escenarios de emergencia" ante una hipotética salida griega de la moneda única.

El presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, insistió hoy en Eslovenia en que la UE quiere que Grecia permanezca en el euro respetando sus compromisos y volvió a instar al país a que continúe con las "reformas vitales" a las que se ha comprometido para garantizar un futuro más seguro.

"Esperamos que tras las elecciones -el próximo 17 de junio- el nuevo Gobierno griego tome esta decisión", agregó y recalcó que de lo contrario todos los esfuerzos realizados hasta ahora habrán sido en vano.