La demanda se sitúa en el 4%

El Tesoro supera la prueba: coloca el máximo a un precio mayor

El Tesoro ha colocado 2.530 millones, el máximo previsto, a costa de elevar el precio un 0,2% para ambos tramos. La demanda continúa siendo elevada y refleja la capacidad de España de poder financiarse sin problemas.

El Tesoro se enfrentaba hoy a una nueva prueba, la primera desde España revisó al alza el déficit de 2011. El organismo dependiente del Ministerio de Economía ha conseguido pasar el examen con nota después de haber colocado el máximo previsto (2.530 millones) en letras a tres y seis meses. La demanda ha vuelto a ser elevada, algo que caracteriza a los tests en los plazos cortos, y siguiendo con la línea de las últimas colocaciones, el precio ha repuntado.

Para el vencimiento más corto, se han vendido 1.510 millones a un tipo de interés del 0,84%. En la anterior emisión celebrada el 24 de abril el precio exigido para la deuda a tres meses era del 0,63%. Por su parte, en los seis meses, el erario público ha colocado 1.020 millones al 1,73%, frente al 1,58% de la pasada subasta.

Aunque el ratio de cobertura de las letras a tres meses ha descendido considerablemente la demanda continúa siendo elevada. El bit to cover para la deuda con vencimiento en agosto ha sido del 3,95%, ligeramente inferior a la emisión de abril cuando las veces que la demanda supera a la oferta permanecía en el 7,61%. Sin embargo para las letras a seis meses el bit to cover ha aumentado desde el 3,25% al 4,3%.

La subasta se produce en un momento de gran incertidumbre. Las dudas generadas por Grecia y su posible salida del euro ha azotado al resto de economías periféricas que han visto como sus diferenciales alcanzaban puntos de no retorno. España es uno de los países más afectados por esta situación y la prima de riesgo es un fiel reflejo de ello. Esta mañana su riesgo país se sitúa en los 460 puntos a pesar de que la semana pasada llegó a superar la temida barrera de los 500.

El sector financiero, que en la actualidad se encuentra inmerso en un proceso de reestructuración para sanear su balance, es sin lugar a dudas uno de los que más esta sufriendo la inestabilidad que atraviesa la eurozona. A todo esto hay que sumarle la revisión de los objetivos de déficit después de conocerse los excesos de algunas regiones como la Comunidad Valenciana.

No obstante, a pesar de que al cierre de 2011 el desequilibrio de las cuentas públicas alcanzó el 8,9% el Gobierno continúa firme en su decisión de recortar el déficit hasta el 5,3% en 2012, algo que parece no convencer a organismos internacionales como la CE o el FMI.

El Tesoro tiene cubiertas cerca del 55% de sus necesidades de financiación bruta para el ejercicio (85.900 millones de euros).