Tiene un plan de inversiones de 600 millones hasta 2015

El grupo ITP ganó 58 millones en 2011, un 37% más

El grupo Industria de Turbo Propulsores (ITP) cerró el año pasado con un resultado consolidado de 58 millones de euros, un 37% más. Su cifra de negocio ascendió a 519 millones de euros, con un aumento del 28% en su actividad civil del 28% en su actividad civil y del 1,3% en la de Defensa.

Ignacio Mataix, máximo responsable del fabricante de turbinas para motores aeronáuticos, ha pedido el apoyo del sector financiero para desarrollar el plan estratégico de ITP que supondrá unas inversiones de más de 600 millones en el periodo 2011-2015.

Mataix ha asegurado que el área de negocio civil "clave en el desarrollo de ITP", tuvo un comportamiento positivo a lo largo del pasado ejercicio. Así ha resaltado la reciente entrada en servicio del Beoing 787 Dreamliner con motores Rolls-Royce Trent 1000. Este motor se incorpora a la lista de la compañía (responsable de la turbina de baja presión) que fabricará en los próximos años, conjuntamente con el Trent 700 y Trent 900". El director general de ITP ha destacado también el desarrollo del Rolls -Royce Trent XWB que equipará al A350 de Airbus y cuya cifra de pedidos es "muy satisfactoria". Respecto de su división de Defensa, en la que facturó 189 millones, Mataix considera que el desarrollo del A400M "es un hito histórico para ITP ya que es la primera vez en la que participamos en un turbohélice que obtiene una certificación civil".

En 2011, según la comunicación de ITP, todas las compañías del grupo tuvieron una evolución positiva. Para 2012 las perspectivas no son tan optimistas. En este sentido Mataix añade que se prevé, como consecuencia de la desaceleración económica mundial, un crecimiento moderado del negocio y un deterioro en sus resultados, así como de generación de recursos, "lo que conduce a ser conservadores con las nuevas inversiones como consecuencia de la falta de soporte financiero".