Citi prevé que el Ibex estrechará distancias frente al Dax

España frente a Alemania: brecha histórica en las Bolsas

La renta variable también cuenta con su prima de riesgo particular. El Ibex acumula un diferencial con respecto al Dax alemán del 34% en lo que va de 2012.

La canciller, alemana Angela Merkel
La canciller, alemana Angela Merkel

La famosa prima de riesgo mide la temperatura del mercado de deuda soberana. La diferencia entre la presión a la que es sometido el bund alemán con respecto al resto de bonos soberanos por parte de los inversores en el mercado secundario. La deuda española lleva desde el verano pasado soportando esa fatigante presión, pero la dialéctica entre la Bolsa española y la alemana tampoco es precisamente favorable.

La renta variable europea ha reaccionado ante el rebrote de la crisis del euro. El efecto balsámico de las dos megasubastas del BCE se va apagando poco a poco. Al reciente tratado de consolidación presupuestaría le aparecen grietas por distintos flancos: España y Holanda retuercen sus cuentas públicas por alcanzar los objetivos de déficit; el previsible cambio de Gobierno en Francia cuestiona las bondades de la estricta austeridad fiscal; Irlanda celebrará elecciones antes de ratificar el pacto

El Ibex acumula un retroceso en el entorno del 20% en lo que va de año. Y es que los más afectados han sido, cómo no, los periféricos. Citi alerta del furor por las ventas en el selectivo español. "Han ido demasiado lejos y demasiado rápido", reza un reciente informe del banco estadounidense.

Mientras, la trayectoria del índice de referencia en Alemania, el Dax es justo la contraria. Avanza un 13,8% en lo que va de 2012. La brecha abierta entre el Ibex y el Dax alemán es del 34%. La horquilla, que durante los cinco últimos años rondaba entre el 0,6% y el 1%, marca un récord en 20 años.

"Nuestra recomendación es apostar por el norte frente al sur de Europa, pero la brecha entre España y Alemania no se prolongará mucho más. Una corrección en el diferencial generará oportunidades para en el corto plazo", señalan desde Citi.

El informe dibuja tres posibles escenarios futuros. El primero: un aumento de la presión sobre la deuda y sector bancario españoles que precipitaría una contagio al resto de actores del continente y terminaría castigando también a la deuda alemana y a su renta variable.

El segundo: una acción decidida de las autoridades europeas, unos mejores datos macro en el continente. Lo que provocaría el incremento de la confianza de los bancos españoles. Esto ayudaría a la cotización de los valores del Ibex

El tercero, y tal vez el más plausible según la firma, se reduce básicamente a un desplazamiento del foco de atención a otra zonas del Viejo Contiente. Las elecciones en Francia y Grecia, junto con el referendum en Irlanda podrían ayudar a distraer la atención de los inversores durante un tiempo. El suficiente para que las cotizadas españolas "tomaran aire", reza literal la nota de Citi.