Red Eléctrica informó a Efe de que pedirá una compensación adecuada

Moncloa dice que se trata de un caso "muy diferente" al de Argentina

Moncloa considera que la expropiación de la filial de Red Eléctrica en Bolivia se trata de un caso "muy diferente" a lo sucedido en Argentina con YPF. REE, por su parte, comunicó que la pedirá una compensación adecuada.

A última hora de la tarde de ayer el Gobierno español no se había pronunciado sobre el caso. La agencia Efe informó, no obstante, a las 20.00 horas, aludiendo a "fuentes de La Moncloa", que el Gobierno se había puesto en contacto con las autoridades bolivianas por la decisión de expropiar las acciones de Red Eléctrica de España en una empresa transportadora de energía en este país y que consideraba, por las "primeras impresiones", que se trata de un caso "muy diferente" a lo sucedido con YPF.

El ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, mantuvo una conversación telefónica con su homologo de Bolivia, David Choquehuanca, tras conocerse la noticia, según Efe, pero no trascendió la conversación. Fuentes del Gobierno aseguraron a esta agencia que no se ha decidido que el jefe de la diplomacia española inste al embajador boliviano en España a mantener una reunión con él para pedir explicaciones por lo ocurrido.

Por su parte, Red Eléctrica de España, propiedad del Estado español en un 20%, se limitó igualmente a informar a Efe de que lamentaba la decisión de expropiar su filial en Bolivia, cuyas intenciones dijo desconocer. Las mismas, aseguraron que la compañía española pedirá una compensación adecuada.

REE 19,37 -0,44%

Los canales de televisión mostraban ayer a decenas de efectivos militares y policiales custodiando las oficinas de la filial de REE en Cochabamba. El diario boliviano Página 7 informó de que una hora antes del anuncio de Morales ya había militares en la sede de la filial de REE.

Partidarios del mandatario boliviano se apostaron a las puertas de la empresa con banderas bolivianas y wiphalas, la multicolor enseña ajedrezada que identifica a las etnias indígenas del altiplano, aguardando la llegada de Evo Morales a Cochabamba. "Es obligación de las Fuerzas Armadas recuperar la electricidad para el pueblo boliviano", dijo Morales en su anuncio de expropiación.

En España, fuentes del PSOE consultadas por Efe comentaron que tras tener conocimiento de la expropiación, la dirección estaba "recopilando información". Por su parte, el portavoz de Economía de IU en el Congreso, Alberto Garzón, defendió la decisión de Bolivia de expropiar las acciones de REE en una empresa transportadora de energía y dijo que, con ello, Bolivia "camina hacia adelante en soberanía". Garzón hizo estos comentarios en Twitter, donde subrayó que una expropiación es legítima si se adecúa a la Constitución vigente.

El portavoz de CiU en el Congreso, Josep Antoni Duran i Lleida, se mostró "preocupado" porque "se ponga de moda" expropiar empresas y ha reiterado los "gravísimos errores de la política española frente al chavismo" en Iberoamérica porque "le reímos demasiado las gracias". En su blog, Duran comentó que se había enterado por la prensa de la noticia y rehusó usar el término "expropiación" y prefirió utilizar otro que le parecía más indicado, "confiscación".

"La nacionalización de YPF no influirá"

Evo Morales, presidente de Bolivia, parece dar una de cal y otra de arena a los intereses de las compañías españolas en el país. Mientras que públicamente ha mostrado su apoyo a Repsol, ha nacionalizado Red Eléctrica. De hecho, el anuncio de la nacionalización de Red Eléctrica se produjo ayer pocas horas antes de una prevista inauguración de una planta procesadora de gas a la que acudían Evo Morales y el presidente de Repsol, Antonio Brufau.

Morales aseguró un día después de que se conociera la decisión de la presidenta argentina, Cristina Fernández, de nacionalizar YPF, de Repsol, que esa medida "no influirá para nada en Bolivia".

Las declaraciones de Morales, del pasado 17 de abril, podían consultarse ayer en la página de internet de la Embajada de Bolivia en España. La Embajada y el Consulado de Bolivia en Madrid permanecieron ayer cerrados por la festividad del 1o de Mayo.

"Estoy convencido que la expropiación de YPF no influirá para nada a Bolivia porque nuestros acuerdos firmados son empresa a empresa y con la confianza de los Gobiernos de España y de Bolivia", dijo el presidente de Bolivia en una conferencia de prensa celebrada en el Palacio de Gobierno de La Paz, en unas declaraciones recogidas por la oficial Agencia Boliviana de Información (ABI). Morales manifestó entonces que la relación de Bolivia con la empresa española es de "mucha confianza", por lo que aseguró que no habría ningún problema.

Ayer la Agencia Boliviana de Información anunciaba que el Gobierno de Morales había decidido la expropiación de la filial en Bolivia de Red Eléctrica como un justo reconocimiento a los trabajadores y al pueblo boliviano, que "ha luchado por la recuperación de los recursos naturales y de los servicios básicos".

Inversión

El presidente, Evo Morales, justificó la expropiación de la filial de Red Eléctrica asegurando que la española y su predecesora, Unión Fenosa, "en 16 años apenas ha invertido 81 millones de dólares, una inversión en término medio de cinco millones al año".

La filial solo supone el 1,7% de la cifra de negocio del grupo español

La presencia internacional de Red Eléctrica se limita a Bolivia y Perú. TDE, la filial boliviana, es la única en la que mantenía el control accionarial. La empresa española facturó 45,7 millones de euros el pasado ejercicio 2011 por su negocio internacional, apenas el 3% del conjunto del grupo.

-Transportadora de Electricidad (TDE), creada en 1997, es la empresa responsable de las infraestructuras de transporte eléctrico en Bolivia. Mantiene 2.190 kilómetros de líneas eléctricas y 24 subestaciones en todo el país.

-Red Eléctrica controlaba el 99,94% de la compañía, con un simbólico 0,06% del capital en manos de los trabajadores. La empresa entró en Bolivia en julio de 2002, tras comprar la participación que hasta ese momento mantenía Unión Fenosa en TDE.

-La filial boliviana cerró el ejercicio de 2011 con una cifra de negocio de 28,8 millones de euros, similar a la lograda un año antes. Esto apenas supone un 1,7% de la cifra de negocio de todo el grupo.

-En 2011, los beneficios de TDE aumentaron gracias a unos mayores ingresos por transporte de energía y a un mayor control de los costes, según el informe anual de Red Eléctrica.

-Así, el resultado bruto de explotación (ebitda) mejoró un 5,7% respecto al año anterior, hasta los 20 millones de euros. El resultado de las operaciones (ebit) superó en un 8% las cifras del año 2010. El flujo de caja bruto llegó a los 18,9 millones, lo que según la empresa iba a permitir financiar las inversiones previstas.

-La falta de inversiones, precisamente, ha sido el principal argumento esgrimido por el presidente boliviano, Evo Morales, para justificar la expropiación de TDE. Según los datos facilitados por la empresa, TDE suma inversiones de 45,3 millones desde 2002, lo que supone una media de 4,5 millones de euros anuales.

-Los planes de Red Eléctrica para los próximos años preveían la ejecución de cinco proyectos en los que se tenía previsto invertir un total de 7,25 millones de euros.

-La filial tiene un total de 128 empleados (28 de ellos forman parte del equipo directivo), que le supusieron al grupo unos gastos salariales totales de 4,2 millones de euros.

-Red Eléctrica pagó 2,4 millones de euros en concepto de impuesto sobre las ganancias por los beneficios obtenidos por su filial en Bolivia. Desde el año 2007, el grupo ha pagado 11,1 millones en impuestos sobre las ganancias de TDE.