Hollande expone en el debate su 'contrato generacional'

Sarkozy pone a Alemania como ejemplo reformista

El debate decisivo de cara a las elecciones presidenciales francesas tiene en la economía su principal punto de encuentro. El presidente saliente, Nicolas Sarkozy, ha utilizado a Alemania como ejemplo reformista.

El candidato socialista, François Hollande, ha destacado que la tasa de paro francesa supera hoy el 10% de la población activa, frente al 5% que prometió Sarkozy hace cinco años. Este ha argumentado que el desempleo ha crecido en Francia un 18% desde el arranque de la crisis financiera, la mitad que en la Unión Europea y muy por debajo del 180% registrado en España.

Hollande ha comparado esos datos con los de Alemania, momento en el que el líder del derechista UMP ha atacado a Hollande: "Usted habla de los éxitos de Alemania, y estos se deben a hacer todo lo que usted rechaza". Como ejemplo, ha citado la regla de oro sobre el déficit cero o la negociación colectiva a nivel de empresa. "En Alemania no introdujeron la jornada de 35 horas", ha espetado, en referencia a la ley aprobada en su día por el socialista Lionel Jospin.

El candidato socialista ha acusado a Sarkozy de no responder de una situación económica que "todos los franceses ven negativa, salvo usted". Por su parte, Hollande ha reiterado su compromiso de suprimir las cotizaciones sociales a cargo de las empresas cuando propicien un "contrato generacional", por el que un trabajador cercano a su jubilación participará en la formación de otro novel.