Según 'The New York Times'

Wal-Mart frenó la investigación del pago de sobornos en su filial mexicana

El grupo estadounidense de distribución minorista Wal-Mart silenció los resultados de una investigación interna desarrollada en 2005 que habría confirmado el pago de sobornos en su filial mexicana con el objetivo de ganar cuota de mercado en el país azteca, según informa el diario The New York Times.

El rotativo, que cita una serie de correos electrónicos y conversaciones mantenidas en 2005 entre un exdirectivo de Wal-Mart de México y un alto responsable legal de la multinacional estadounidense, desvela que el equipo de investigadores enviado a México por Wal-Mart constató la existencia de una amplia red de corrupción, aunque finalmente la compañía decidió cerrar la investigación.

Los investigadores enviados a México por la compañía encontraron centenares de pagos sospechosos hasta un importe agregado de más de 24 millones de dólares (18,4 millones de euros), así como documentación que demostraba que los directivos de la filial mexicana, no sólo conocían estos pagos, sino que habían tratado de ocultarlos a la matriz, señala el periódico.

"En un informe confidencial a sus superiores, el investigador jefe de Wal-Mart, y exagente del FBI, resumía su parecer en la frase: Existen sospechas razonables para creer que se han violado las leyes de EE UU y México", informa TNYT.

Sin embargo, a pesar de su recomendación para profundizar y ampliar la investigación, "los responsables de Wal-Mart decidieron darla por concluida" sin elevar notificación alguna al respecto a las autoridades de Máxico y EE UU.

De hecho, el rotativo destaca que, no sólo ningún ejecutivo de la filial mexicana fue objeto de medidas disciplinarias, sino que el consejero delegado de la filial azteca, Eduardo Castro-Wright, identificado como uno de los promotores del pago de sobornos, fue ascendido a vicepresidente de Wal-Mart en 2008.

No obstante, un portavoz de Wal-Mart indicó al periódico que las actividades de la compañía en México están siendo revisadas. "Si estas acusaciones son ciertas, no son un reflejo de cómo somos", afirmó el portavoz de Wal-Mart, quien expresó la "profunda preocupación de la compañía por estas acusaciones, así como su voluntar de esclarecer lo sucedido". "No toleramos ni toleraremos prácticas que no se ajusten a la normativa en ninguna parte y en ningún nivel de la compañía", añadió.

La cotización de las acciones de Wal-Mart en la Bolsa de Nueva York registraba caídas cercanas al 5% tras conocerse la información desvelada por The New York Times, mientras que en la Bolsa de México las acciones de la filial azteca se desplomaban un 12%.