Tras el anuncio de expropiación

Las provincias argentinas frenan la retirada de concesiones a YPF

Las provincias argentinas habían retirado la concesión de 17 áreas petroleras a YPF, pero tras el anuncio de expropiación aseguran que analizarán qué hacer con ellas, mientras preparan nuevas medidas.

El gobernador de la provincia de Chubut, Martín Buzzi, ha dicho este martes que no continuará con la política de revisión y quita de áreas petroleras a YPF para no afectar los intereses argentinos. Con la expropiación de la mayoría accionarial, el control de la compañía quedará en manos del Gobierno nacional y provincial.

Buzzi ha anticipado a la agencia estatal argentina Télam, que tras el anuncio de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner de expropiar el 51% de las acciones de Repsol en YPF, "no se seguirá con la política de reversión del área petrolera de Behr que había quedado en análisis por la falta de inversión ostensible a la que estuvo sometida".

Ha señalado, además, que "si se le quita esa área petrolera, que es la más importante que tiene, se estaría debilitando la compañía que ahora es de todos y a la que tenemos que apuntalar para que en un trienio recupere sus niveles de producción". Buzzi había anunciado a fines del mes pasado su decisión de continuar con la revisión del principal yacimiento de petróleo en la provincia patagónica que concentra el 10% de la producción de petróleo de la empresa en todo el país.

La decisión del Gobierno nacional de expropiar el 51% de las acciones de YPF y otorgarle un 24,99% a las provincias petroleras ha cambiado la decisión del gobernador que ya ha anticipado la paralización de las medidas anunciadas. Por otra parte, ha afirmado que se analizará qué hacer con las áreas ya revertidas a YPF.

El gobernador de Chubut fue el primero en iniciar la embestida contra YPF con la quita de permisos de explotación, al que luego se sumaron sus homólogos de Santa Cruz, Neuquén, Río Negro, Mendoza, La Pampa y Salta sumando un total de 17 áreas revertidas.

Los gobernadores de las diez provincias petroleras han seguido la iniciativa de Buzzi, después de respaldar la decisión del Gobierno central y garantizar que se sostendrá la cadena de pago y las fuentes de trabajo.

Con el nuevo esquema planteado por el Gobierno argentino, las provincias que integran la Organización Federal de Provincias Productoras de Hidrocarburos administrarán el 24,99% de las acciones de la compañía y ayer, ya en ese papel de gestores, mantuvieron la primera reunión precedida por los interventores nombrados por Kirchner -el ministro de Planificación, Julio De Vido, y el viceministro de Economía, Axel Kiciloff-, en la sede de YPF.