El FMI augura que la deuda se disparará en cinco años hasta el 92% del PIB

El déficit en España no llegará al 3% ni en 2017

Nuevo jarro de agua fría sobre los planes de consolidación fiscal de Mariano Rajoy. El FMI ha augurado que España no cumplirá el objetivo de déficit comprometido con Bruselas (un 3% para 2013) y considera que tampoco lo hará, al menos, hasta 2017. En su último informe de previsiones, el organismo dirigido por Christine Lagarde constata que las subidas de impuestos y los recortes de gasto aprobados por el Ejecutivo español desde el pasado mes de diciembre no servirán para cumplir los objetivos de déficit ni este año ni el que viene.

Pese a haber conseguido que se relajara el objetivo de déficit para este año (desde el 4,4% al 5,3% del PIB), España no llegará a esa meta, según el FMI. En 2012, el desfase entre ingresos y gastos se limitará al 6% y en 2013 apenas bajará hasta el 5,7%, prácticamente el doble de lo previsto. Ese mantenimiento del déficit tendrá un impacto directo sobre el incremento de la deuda pública. Consciente de ello, el ministro de Economía, Luis de Guindos, ya anticipó que crecería hasta el 79% en 2012 y hasta el 84% en 2013. El FMI va más allá y en la serie histórica que elabora hasta el 2017 pronostica que seguirá creciendo hasta alcanzar un máximo histórico en el último ejercicio, con un 91,9% del PIB.

La recesión económica y la caída de los ingresos también afectarán al resto de países de la zona euro, aunque en menor medida. El informe del FMI augura que Francia, Holanda, Grecia e Irlanda tampoco llegaran al 3% marcado en el Pacto de Estabilidad y Crecimiento para 2013.