Adolfo Suárez Illana. Presidente de Ontier

"Ontier es un despacho global con alma local"

Lidera un proyecto que aglutina a despachos de 10 países del mundo y que nace con una nueva marca: Ontier.

"Ontier es un despacho global con alma local"
"Ontier es un despacho global con alma local"

En la abogacía pocas veces ocurre que un despacho decide reinventarse. Adolfo Suárez Illana, sin embargo, está decidido a intentarlo. Tras 25 años dedicado a la profesión y después de su incorporación como socio responsable del área internacional en 2010 de la firma RHGR (Ramón Hermosilla & Gutiérrez de la Roza), este letrado, hijo del primer presidente de la democracia española, abanderará uno de los proyectos más interesantes del sector: la creación de la firma Ontier, que integrará a despachos de 10 países del mundo.

 

¿Esta integración supondrá la desaparición de la marca RHGR?

"No es fácil que alguien muy bueno quiera ceder parte de su soberanía"

En absoluto, no desaparecerá ninguna marca de los bufetes locales. Todos ellos somos extraordinariamente conocidos en nuestros respectivos mercados, por lo que solo habrá que añadir Ontier al nombre local. En España seremos Ontier RHGR.

¿Se trata entonces de una integración total?

Sí, nos integramos de verdad. Ontier se convierte en el primer despacho global con alma local. Compartiremos desde la marca y los valores hasta los procesos de selección de clientes y de los asuntos. También los conflictos de interés y la facturación. Cada despacho tendrá su cifra de negocio que luego consolidaremos.

¿Por qué se adopta esta fórmula frente al mecanismo de las alianzas?

La idea surge como respuesta a un problema. Cuando en RHGR quisimos acompañar a los clientes en su internacionalización, comprobamos las dificultades que surgían al mandarle con un bufete amigo. Por eso, pensamos que había que dar una vuelta a la fórmula tradicional de las alianzas y ahí es cuando surgió Ontier.

¿Cuántos bufetes se han unido y cuántas personas lo componen?

Somos casi 500 personas, de las cuales unos 30 son socios. Estamos presentes en 10 países: China, España, Portugal, Reino Unido, México, Colombia, Venezuela, Paraguay, Bolivia y Brasil.

¿Cómo se seleccionaron los despachos?

La selección data de hace muchos años. Aunque el motor y el impulso nace en RHGR, en Madrid, lo cierto es que el proceso buscó la unión de la excelencia jurídica con la conjunción de ciertos valores casi artesanales de entender la abogacía. No es fácil que alguien que es muy bueno en lo suyo y en solitario quiera ceder parte de su soberanía para integrarse en un grupo mayor y distinto. Nuestro éxito ha sido justo ese. Ser capaces de convencer a cada uno de ellos de la bondad de las sinergias.

¿Cómo se repartirán las decisiones de la firma?

Cada despacho tendrá que gobernarse de una forma jurídica independiente, con una serie de procesos comunes y donde la flexibilidad sea la nota común. Yo asumiré la presidencia. Inmediatamente después estará el consejo formado por cada uno de los socios directores locales y a partir de ahí es de donde colgarán los comités de control de cada una de las áreas que hemos citado, la de conflictos de intereses, supervisión de calidad, facturación, etcétera.

¿Cuál será el volumen total de negocio que tendrá Ontier?

Cuando me preguntan por las cifras de actividad o de inversión, siempre digo que la facturación resulta muy difícil de predecir porque creo que la suma de los ingresos locales no supone ni mucho menos la facturación del grupo, y si hablamos de inversión es más complicado todavía, porque no se puede evaluar la inversión realizada por cada uno de los despachos durante tantos años, con tanto esfuerzo y tanto trabajo, que ahora volcamos en una firma común. Dicho esto, el volumen agregado de todos los despachos sería de 60 millones.

"Tenemos esa ambición de crecer"

¿Ha influido la situación de crisis y la necesidad de buscar nuevos nichos de mercados para crear Ontier?

Totalmente. Los periodos de crisis son también tiempos de oportunidades. La actual situación económica ha originado que muchas empresas busquen una salida en la internacionalización. En ese proceso es donde nosotros les acompañamos y donde también surge la oportunidad de buscar nuevas sinergias. Antes lo que hacía bien el despachode Paraguay no revertía enel despacho de Londres y, sin embargo, estábamos trabajando con los dos y éramos quienes habíamos llevado el cliente a ambos. Por eso, pensamos que era vital unir esa excelencia bajo una misma marca y con una manera de funcionar integrada.

¿Buscarán ampliar Ontier mediante la incorporación de nuevas integraciones?

Nuestra ambición no es crecer porque sí. Nos ha costado mucho abrirnos adonde estamos y queremos consolidar, pero por supuesto nuestros clientes siguen acudiendo a otros lados y tenemos esa ambición de crecer. Por zonas, tenemos la vistapuesta en Estados Unidos, en África, en el centro de Europa y en la India. P¿Qué les exigirán? RPrimero, excelencia jurídica, pero será muy importante la persona. Ser un artesano del derecho.

¿Qué prácticas destacaría dentro de todas las firmas que crean Ontier?

Somos un despacho que cubre prácticamente todas las áreas del derecho. Eso sí, tenemos claro que nuestro cliente es fundamentalmente la empresa. Todo lo relativo a mercantil, derecho público, procesos de licitación y contratación, así como la litigiosidad y los arbitrajes internacionales son la base de nuestra compañía.