Cinco Sentidos

Un templo del lujo español... apto para turistas

Loewe abre una galería de arte, y sobre su historia, en el exclusivo paseo de Gracia de Barcelona

Hay ciertos lugares de Barcelona que parecen un parque temático para turistas. Uno de ellos es La Pedrera, de Gaudí, inundado por visitantes de todo el mundo. Frente a este edificio icónico en el paseo de Gracia, Loewe ha abierto un templo dedicado a mostrar su centenaria historia. Sin obviar que muchos extranjeros que pasean por esa avenida buscan la compra de artículos de lujo de firmas internacionales.

Galería Loewe, inaugurada esta semana, se convierte así en la mejor tarjeta de presentación de la firma de lujo. No en vano, cuenta con una historia centenaria apasionante de ver y ser contada. Está pensada como un museo dedicado a la casa fundada en Madrid en 1846, pero también como galería de arte.

La productora Boolab, encargada del diseño museístico, ha querido unir el universo Loewe con tributos a Gaudí, al Mediterráneo y a las esculturas metálicas de Eduardo Chillida, por ejemplo en los muebles de apariencia oxidada, realizados a mano. La planta de entrada está dedicada al bolso más icónico de la casa, el Amazona. Un escaparate muestra las 65 piezas que lo conforman. Tras una cristalera también se ve una proyección holográfica que resume, en ocho minutos, las ocho horas que tarda un artesano en confeccionarlo. Y por supuesto, objetos de Loewe se reparten en tres plantas. Joyas como el bolso Eva Perón de 1942, una cartera de cocodrilo de 1927 (guardada en su caja original) o unos zapatos creados por el diseñador Roger Vivier para Loewe en 1960. También destaca la recreación de un escaparate de los años sesenta con dos panteras con cabeza humana, firmado por el histórico director creativo de la marca, José Pérez de Rozas. En la planta inferior, una zona dedicada a la seda, donde una tela vuela en una instalación artística de Daniel Wurtzel.

Alojará una retrospectiva del fotógrafo de moda Scott Schuman

La planta superior está pensada para alojar exposiciones temporales. Próximamente alojará una retrospectiva del fotógrafo de moda Scott Schuman, dentro del festival PhotoEspaña. Actualmente acoge una muestra fotográfica sobre la historia de la firma, con imágenes de Ava Gadner en Madrid, la reina de Inglaterra en un torneo de polo patrocinado por Loewe y otras que llevan hasta el taller de Enrique Loewe de 1877 en la madrileña calle Príncipe.

Tal vez pueda sorprender, precisamente, la apertura de la galería fuera de Madrid. Pero la firma tiene una relación ya lejana con la Ciudad Condal, con una primera tienda en 1910. Y sobre todo, sus responsables no han querido desprenderse de este local frente a La Pedrera, que ha sido la tienda provisional mientras se reformaba la del paseo de Gracia 35 y que ha funcionado muy bien comercialmente. No hay que olvidar que en este pequeño museo también se venderán los grandes éxitos de la marca, como el Amazona y los pañuelos.