Libros

El país de la (des)igualdad de oportunidades

La fundadora de 'The Huffington Post' alerta en su nuevo libro de la erosión del poder adquisitivo y de la calidad de vida en Estados Unidos

Inconformismo. Llamada a la reflexión popular. Toque de atención a la clase dirigente. Exhortación, y no súplica, a que estos cambien las cosas ahora o nunca. Todo eso destila el último libro de la muy influyente escritora y columnista Arianna Huffington, mundialmente famosa por ser la directora del exitoso The Huffington Post, el diario online estadounidense que le dio una vuelta de tuerca al negocio del periodismo en 2005.

Traición al sueño americano. Cómo los políticos han abandonado a la clase media (Taurus) denuncia una realidad ya palpable. El poder adquisitivo y las oportunidades de prosperar de la gran mayoría de estadounidenses caen en picado desde hace dos décadas. El dinero no se emplea en lo que se debería, lo cual es muy indicativo de las prioridades de la clase política de EE UU.

"El famoso sueño americano dice que si uno trabaja duro y sigue las reglas, puede mejorar la existencia propia y la de sus hijos. Eso ya no pasa, ni en EE UU ni en Europa. Pero el declive es mucho más grave en el caso americano porque es, o ha sido, un país muy, muy rico", señala Huffington en conversación telefónica. Su interés en la actualidad le lleva a preguntar a continuación: "¿La huelga está siendo muy seguida?", en referencia a la del 29-M, día en que tiene lugar la entrevista.

El tono del libro es directo, incisivo, y los argumentos que brinda están bien respaldados por cifras. Un ejemplo: "Desde 2003 se han gastado en Iraq más de 747.000 millones de dólares de los contribuyentes. Con ese dinero se habría suministrado o financiado lo siguiente: asistencia sanitaria durante un año a 115 millones de personas de bajos ingresos, ... o 11 millones de maestros de escuela, ... o 94,7 millones de becas universitarias", reza la página 55.

Huffington es una firme activista contra las guerras de Afganistán e Iraq, indicador inconfundible de su giro a la izquierda. Nacida en Atenas en 1950 como Arianna Stasinopoulos, la empresaria de la comunicación recibió su actual apellido de su exmarido, el congresista republicano Michael Huffington. Se hizo popular como comentarista conservadora, tendencia que revertió en los años noventa y que incluso la impulsó en 2003 hasta la candidatura demócrata a gobernadora de California (perdió contra Arnold Schwarzenegger).

"Mantener dos guerras a miles de kilómetros es muy caro, pero lo peor es que se están sacrificando las vidas de muchos jóvenes para nada. Porque seamos sinceros: la seguridad nacional de EE UU no depende de lo que suceda en Iraq, donde supuestamente había armas de destrucción masiva, o Afganistán, que se vendió como la cuna de Al Qaeda", señala con su hablar pausado y sosegado la autora.

Igual de reprobable le parece el enorme esfuerzo empleado en rescatar los bancos y empresas quebrados desde 2008. "El sentido de la emergencia con el que se rescató a Wall Street nunca se ha empleado en mejorar las condiciones de vida de la clase media americana. No se ha priorizado el bienestar social, y por eso ahora estamos pagando un precio tan alto", exclama la mujer a quien la revista Forbes sitúa entre las 30 más influyentes del mundo.

En su libro, Huffington incide en la erosión de todos y cada uno de los pilares sobre los que, tal y como evoca hasta el imaginario colectivo, se fundó el todavía país más poderoso del mundo. Por ejemplo, la autora recuerda las reflexiones que hizo a principios del siglo XIX Alexis de Tocqueville, un aristócrata francés enviado al Nuevo Mundo por la Corona para estudiar la novedosa y revolucionaria arquitectura democrática que despegaba en EE UU. "¿Todavía promovemos el bienestar del mayor número de personas posible? Resulta difícil imaginar que un Tocqueville moderno que comprendiera la amplia dimensión de nuestro actual paisaje político y económico, con su menguante clase media, sus empleos en extinción, su creciente desigualdad económica, su codiciosa oligarquía y su política pública vendida al mejor postor, llegara a las mismas conclusiones", escribe en la página 62.

¿Es reversible esta situación? "Dependerá completamente de las decisiones que tomemos", exclama. "El mundo está ahora mismo en una encrucijada. Veremos si se acaba asumiendo la narrativa de la austeridad o si se pasa a dar más importancia al crecimiento económico".

Su nuevo libro, que salió a la venta en España el pasado jueves, es el decimotercero que publica. La autora dedica buena parte de su tiempo a dar conferencias por todo el mundo sobre política y periodismo. En su opinión, la irrupción de las redes sociales y la innovación tecnológica han cambiado para siempre el mundo de la comunicación. "Le han dado voz a mucha gente que de otra manera no hubiese tenido acceso a una plataforma para expresar sus puntos de vista", asevera. "El futuro de la profesión será un híbrido entre lo mejor del periodismo tradicional (rigor, imparcialidad, búsqueda de la verdad) y la transparencia y la interactividad que ofrece la tecnología", concluye.

Expectación por la edición española del 'HuffPost'

El diario online The Huffington Post es desde el año pasado el medio más leído de internet. Su exitosa fórmula, que combina la agregación de noticias con una legión de bloggers y de columnistas de prestigio, ya ha traspasado fronteras. Adquirido por AOL en 2011, el HuffPost tiene ediciones canadiense, británica y francesa.

La versión española (El Huffington Post), participada al 50% por PRISA Noticias, editora de CincoDías, se estrenará el 7 de junio. "Seguirá el mismo modelo de negocio que The Huffington Post, tanto a nivel organizativo como de interfaz", comenta la directora del diario por teléfono.

"Empezará con un número limitado de secciones, que crecerá poco a poco. En Estados Unidos, por ejemplo, hemos sumado 47 nuevas en un año", señala. "La experiencia sobre el terreno de PRISA, combinada con nuestra poderosa plataforma, nos permitirán lograr una gran cobertura de temas y captar a muchísimos lectores", sentencia.