_
_
_
_
_
La reestructuración tendrá un coste de 705 millones durante este ejercicio

Sony confirma que suprimirá 10.000 empleos este año

El gigante japonés ha confirmado que suprimirá este año 10.000 puestos de trabajo en todo el mundo, lo que representa alrededor del 6% de su plantilla. Su nuevo consejero delegado, Kazuo Hirai, ha presentado el plan One Sony con el que planean recuperar el crecimiento de la compañía.

Sony despedirá a 10.000 empleados para volver a los números negros
Sony despedirá a 10.000 empleados para volver a los números negrosEFE

El gigante japonés ha confirmado que suprimirá este año 10.000 puestos de trabajo en todo el mundo, lo que representa alrededor del 6% de su plantilla, según explicó la compañía en un comunicado. La noticia, avanzada el pasado lunes y que supone el mayor recorte de mano de obra de la firma en tres años, llega tras informar de una pérdida récord. El martes, Sony informó de unas previsiones de pérdidas en el año fiscal 2011 (que terminó el 31 de marzo) que asciende a 520.000 millones de yenes (casi 5.000 millones de euros), el doble de lo esperado.

Sony ha señalado que estos despidos buscan fortalecer el núcleo principal de su negocio y trasladar recursos a áreas de crecimiento, así como reestructurar sus sedes, sus subsidiarias y la organización de la compañía de ventas para lograr mejorar su eficiencia operativa, informó Europa Press. Según los cálculos de la empresa, los costes de reestructuración supondrán cerca de 75.000 millones de yenes (unos 705 millones de euros) en el actual ejercicio fiscal 2012.

En paralelo, la multinacional japonesa, que arrastra cuatro ejercicios consecutivos de números rojos, tras perder brillo en negocios como el de los televisores, ha presentado una serie de iniciativas estratégicas que pondrá en marcha el nuevo equipo directivo, capitaneado por Kazuo Hirai, nombrado recientemente nuevo consejero delegado de la compañía. El objetivo: revitalizar y crecer el negocio eletrónico para generar un mayor valor, y fortalecer sus divisiones de entretenimiento y servicios financieros.

Con el llamado plan One Sony, que según Hirai es fruto de una "rápida toma de decisiones", la compañía reforzará sectores clave como el de la imagen digital, los videojuegos y los dispositivos móviles (smartphones y tabletas). Los planes son concentrar en estas áreas las principales inversiones. Con estas iniciativas, el nuevo equipo directivo espera que estos negocios generen en 2014 hasta el 70% de las ventas totales y el 85% del beneficio operativo del área electrónica.

En concreto, Sony espera alcanzar unas ventas de seis billones de yenes (56.400 millones de euros) en su división de Electrónica y de 8,5 billones de yenes (79.900 millones de euros) en el conjunto del grupo en el año fiscal que concluirá el 31 de marzo de 2015.

La nueva estrategia de Sony pasa además por expandir su negocio en los mercados emergentes, que le reportaron cerca de 1,8 billones de yenes (16.940 millones de euros) en el año fiscal 2011, hasta los 2,6 billones de yenes (24.469 millones de euros) para 2014. En este sentido, Hirai destacó la fortaleza de mercados como México y la India y subrayó que continuarán concentrando sus ventas y recursos de mercadotecnia en estos mercados para mejorar resultados e introducir productos acordes con las necesidades de estos países, informó Efe.

La compañía, que también venderá algunos negocios (como su división química) y sellará alianzas en negocios donde pierde dinero, apostará igualmente por crear y desarrollar nuevas áreas de negocio, como la del sector médico, en la que espera ventas en 2014 por 50.000 millones de yenes (470 millones de euros), o la de tecnología "4K", que ofrece al usuario una resolución cuatro veces superior al formato HD.

El plan One Sony supone el primer signo del cambio de rumbo que Hirai quiere dar a la compañía. "No podemos evitar hacer frente a decisiones dolorosas, pero si tenemos miedo del dolor no podemos cambiar Sony", argumentó Hirai, de 51 años, según recoge Bloomberg. El directivo, que se ha ganado su buena reputación tras lograr hacer de la PlayStation un negocio rentable para el grupo, ha asegurado que su responsabilidad "es la de reactivar el negocio de electrónica y que la compañía vuelva a crecer".

Con todo, la compañía no lo va a tener fácil. "Todavía no puedo ver nada positivo en este plan", aseguró a Bloomberg Makoto Kikuchi, director ejecutivo de Myojo Asset Managenet, que añadió que no está "convencido" de que Sony "tiene un plan lógico para lograr su objetivo de aumentar el margen de beneficio operativo".

Sony, que en el año 2000 llegó a alcanzar un valor en Bolsa de 120.000 millones de dólares, vale ahora 19.000 millones frente a los 584.000 millones de Apple y los 164.000 millones de Samsung, dos de sus grandes rivales. "Sony necesita realmente empezar a aumentar sus ventas aprovechando la creciente demanda de smartphones y tabletas o mostrar otro plan convincente para impulsar su competitividad", dijo a Bloomberg antes del anuncio el analista de Goldman Sachs Takashi Watanave.

Las acciones de Sony han subido un 0,9% al cierre de la Bolsa de Tokio antes del anuncio. Los títulos de la compañía han subido un 11% en el año tras derrumbarse un 53% en 2011.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela

Más información

Archivado En

_
_