Triplica su gasto en marketing para alcanzar el 20% del mercado

Sony lo da todo por estar entre los grandes del móvil en España

La compañía, inmersa en una profunda reestructuración, ha elegido España como uno de los "países de referencia" para impulsar su estrátégico negocio de smartphones. Sony Mobile triplicará su presupuesto de marketing en España para alcanzar el 20% del mercado móvil local.

Sony "va a por todas" en el negocio móvil español. Así lo ha asegurado esta mañana Isidro Moreno, director general de Sony Mobile España. El directivo explicó en rueda de prensa que el gigante japonés, inmerso en una profunda reestructuración, ha elegido España como uno de los "países de referencia" para impulsar su negocio estratégico de smartphones. Por ello, la división española va a triplicar su presupuesto de marketing. "Haremos la mayor inversión de nuestra historia porque queremos incrementar nuestras un 50% nuestra cuota en el mercado móvil en 2012", subrayó, que no quiso desvelar el importe.

La compañía, que estrenará esta noche su campaña de marketing, quiere impulsar su nueva generación de móviles inteligentes Xperia, tras adquirir recientemente el 50% de la compañía de móviles Sony Ericsson que compartía con la multinacional japonesa. Actualmente, su cuota de mercado en móviles en España ronda el 13%; el 20% si se habla del segmento de dispositivos Android, donde la empresa ha puesto foco, "pues esta plataforma ha demostrado ser una buena elección". De acuerdo con los datos de GfK, Android ha seguido consolidándose como el sistema operativo más demandado, con un 69% de las ventas totales de smartphones y Sony Mobile se ha consolidado como número dos en dicha plataforma.

En este sentido, Moreno ha puntualizado que, aunque no cierran las puertas a otros sistemas operativos en un futuro, actualmente su apuesta sigue siendo Android, donde espera incrementar también en un 50% su cuota de mercado, superando el 30% en 2012.

"Empezamos una carrera de fondo", continuó Moreno, que destacó que Sony "pondrá todos los atributos que tiene la compañía al servicio del smartphone y viceversa", en una clara búsqueda de sinergias que les permita salir de la crisis que actualmente vive la compañía. "El móvil aportará mucha fuerza al resto de los negocios de la empresa", continúa.

Moreno destacó los buenos resultados conseguidos en el segundo semestre de 2011 por los móviles de Sony Ericsson, con un incremento de su cuota de mercado en Android del 50% y defendió que la compañía tiene "un stock tremendamente saneado" como ventaja frente a sus rivales. "Sony Mobile no tiene que negociar sobre productos antiguos, así que tenemos un punto de partida magnífico", dijo.

Otra ventaja a la que se refirió el directivo es el ecosistema que está impulsado su compañía. "Nos hemos propuesto que la experiencia del usuario a la hora de acceder a los contenidos en su plataforma sea siempre la misma en todas las pantallas, ya sea un ordenador, un televisor, una tableta, una videoconsola o un móvil".

El primer móvil que lanza la nueva marca en solitario es el Xperia S, que más tarde se completará con las series P y U de menor gama. El nuevo dispositivo, con una pantalla de HD, resolución de alta definición de 1280x720 y una cámara de 12MP, cuesta en el mercado libre 599 euros.

El directivo de Sony también se refirió al impacto de la decisión de Telefónica y Vodafone de dejar de subvencionar móviles a nuevos clientes y apuntó que la clave para conocer cuál será el tamaño del mercado estará en la campaña de verano, que junto a la de Navidad son los principales picos de ventas de móviles en España. "Habrá que esperar a ver qué estrategia siguen las operadoras".

Pase lo que pase, Moreno insistió en que la marca Sony está muy bien aceptada, es una "referencia" en el mercado y goza de la "credibilidad y confianza" de sus clientes. Esta percepción de marca, unida a la fuerte posición de Sony en el retail, añadió, será otra de las ventajas de la firma en la venta de móviles libres, sin subvención.

El director general de Sony Mobile España aclaró igualmente que la reorganización del grupo, que incluirá la supresión de 10.000 puestos de trabajo en todo el mundo, no afectará a la filial móvil española, que cuenta con un equipo de 30 personas, aunque no matizó si afectará al resto de la compañía en nuestro país.