Espaldarazo al Gobierno

Botín pide tiempo para que se noten los beneficios de las reformas

Emilio Botín ha dado esta mañana un espaldarazo al Gobierno de Mariano Rajoy. El presidente de Santander sostuvo que "España está haciendo bien los deberes". Destacó cómo se han abordado reformas de calado y afirmó que "se necesita cierto tiempo para ejecutarlas y que sus beneficios se manifiesten".

Santander hace patria en un momento en que España es el objeto de todas las miradas. Emilio Botín, banquero de referencia del país, sostuvo esta mañana en la junta de accionistas de la entidad que "no comparto, en absoluto, la opinión negativa que sobre España se está difundiendo en foros e instancias internacionales".

En un mensaje claramente dirigido a los mercados, y en un momento en que la prima de riesgo española se ha disparado a los 360 puntos básicos, el banquero considera que el país "está haciendo bien los deberes". En este sentido, destacó cómo el Gobierno que encabeza Mariano Rajoy ha acometido "reformas de profundo calado" en apenas tres meses. Botín hizo mención expresa de la reforma laboral y del sistema financiero. Asimismo, aludió a los Presupuestos Generales del Estado, que se presentan hoy. A su juicio, este "contribuirá decisivamente a la reducción del déficit y a la mejora de las finanzas públicas".

Durante su intervención ante la junta de accionistas de Santander, Emilio Botín afirmó que "las medidas necesitan cierto tiempo para ejecutarse y para que sus beneficios se manifiesten plenamente". El banquero fue incluso más allá al afirmar que "no les quepa duda de que se están sentando las bases para una recuperación sostenible y equilibrada de la economía y del empleo".

El directivo también apuntó a los progresos hechos en la UE hacia una mayor integración fiscal. "No les quepa duda de que las autoridades comunitarias siguen avanzando con decisión en ese camino, imprescindible para normalizar los mercados y restablecer la confianza".

"No nos interesa crecer por crecer

En plena efervescencia de fusiones en el mapa financiero español, Botín ha señalado que a Santander no le interesa crecer por crecer. "El objetivo en España es crecer de forma orgánica y rentable, manteniendo nuestra red de oficinas para aprovechar las oportunidades que ofrece la reordenación del mapa bancario español. No nos interesa crecer por crecer", ha apuntado el presidente de Santander, la única gran entidad que aún no ha movido ficha, después de que BBVA se haya adjudicado Unnim y de que Caixabank haya absorbido Banca Cívica.

Botín se ha comprometido ante los accionistas a que el banco "no hará compras que se aparten de nuestros estrictos criterios financieros, que buscan siempre crear valor para el accionista". Y en línea con lo manifestado por otros representantes del sector y también con la postura que defiende el Gobierno, ha añadido que "el nuevo mapa bancario debería estar resuelto antes del verano". Un mapa que en su opinión contará "con menos jugadores y será más sólido y eficiente".