Inversión en Levante

Sabadell prevé recuperar el 60% de los depósitos perdidos por CAM en 2014

El director general de Operaciones de Banco Sabadell, Miguel Montes, ha mostrado su confianza en que, con la integración de Banco CAM, en 2014 esta entidad dispondrá de una red de más 600 oficinas en la Comunitat Valenciana, Murcia y las Islas Baleareas, con 28.000 millones de euros en depósitos y habrá recuperado "en menos de un año" alrededor del 60% de los depósitos perdidos por Banco CAM.

Con motivo de su visita ayer a la ciudad de Alicante para ofrecer una conferencia sobre el proceso de integración de CAM por parte del Banco Sabadell, Montes ha explicado que está previsto realizar ajustes en el número de sucursales, si bien ha aclarado que este ajuste "será mucho más significativo" en la zona de expansión de CAM, que comprende todo el país excepto la Comunitat Valenciana, Murcia y las Islas Baleares.

En el caso de la zona "histórica" de influencia de CAM, Banco Sabadell proyecta realizar "ajustes ligeros" e invertir más de 3.000 millones de euros en un proceso que dotará a la entidad de una red con la que ofrecerá "una financiación a empresas, instituciones públicas y familias equilibrada".

"Eso es lo que nosotros pensamos que no nos va a llevar más de dos, dos años y medio, y que en el ejercicio del 2014 ya estaremos en esas dimensiones. Eso significa recuperar alrededor del 60 por ciento de los depósitos perdidos por Banco CAM en menos de un año, y eso pensamos que, para hacerlo creemos que es necesario conservar la red y los empleados", ha detallado.

En su diagnóstico de la situación actual de Banco CAM, Montes ha destacado que "le hace falta una inyección de autoestima", autoestima que ha asegurado que Banco Sabadell "va a tener mucho interés en ayudar a que se produzca".

Con ello, según ha añadido, el objetivo es que "Alicante, Murcia, Comunitat Valenciana vuelvan a estar orgullosos de tener una entidad financiera que sea líder en el territorio, que funcione, que sea confiable para hacer depósitos: me parece que eso no nos va a costar, dado el material con el que contamos". En el caso del ''territorio de expansión'' de CAM, "el ajuste de red será mucho más significativo, con ajustes en cerca del 80 por ciento de las sucursales", debido a que "como es un territorio de expansión, las oficinas están puestas en sitios muy coincidentes con la red que Banco Sabadell tiene en esos propios territorios".

Preguntado sobre posibles recortes de plantilla, ha recordado que "para la dimensión actual de Banco CAM el ajuste que se hizo en 2011 dejó las plantillas ya ajustadas", aunque ha reconocido que "es cierto" que harán "un ajuste a partir de esa posibilidad de fusionar oficinas".

"No tendría una estimación concreta, y los trabajadores se merecen que esa información sea fruto de una negociación con los sindicatos, pero es un ajuste que nosotros vamos a hacer todo lo posible para que no genere situaciones traumáticas que, por otra parte, nos dañarían la posibilidad de operar en el mercado. Los empleados van a ser la fuerza inicial con la que vamos a hacer esa recuperación", ha remarcado.

"Sabemos que tenemos que ajustar plantillas especialmente en la red de expansión y que va a haber redundancias en los servicios centrales, redundancias que las vamos a mitigar porque nuestro modelo operativo permite trasladar cargas", tal y como hicieron con la reciente integración del Banco Guipuzcoano. Los ajustes, en todo caso, ha insistido en que "no se van a concentrar en Alicante".

Preguntado sobre la esperada autorización de la Dirección General de Competencia de la Unión Europea (UE), ha confiado en que ésta se produzca "en pocas semanas", para, a partir de ese momento, formalizar la compra de CAM e iniciar el proceso de integración, de modo que la integración operativa se produzca "a principios de diciembre de este mismo año".

Miguel Montes ha mostrado su respeto por la labor del ente regulador europeo, que según ha dicho, "está haciendo su trabajo bien hecho", aunque ha reconocido que "para la entidad, para los clientes y para los empleados sería bueno que este proceso no se alargara, pero las autoridades tienen que hacer su trabajo y lo están haciendo a conciencia".