La entidad catalana convoca consejo extraordinario para el lunes

CaixaBank absorbe Cívica y se convierte en líder en España

Las entidades sellan un principio de acuerdo que la catalana prevé ratificar este lunes en consejo extraordinario.

Logotipos de La Caixa, sobre una de sus sedes en Barcelona
Logotipos de La Caixa, sobre una de sus sedes en Barcelona

Banca Cívica no tenía mucho margen para la duda y el viernes alcanzó un principio de acuerdo con CaixaBank para ser absorbida por la entidad catalana. Cívica resuelve así la incertidumbre sobre su destino, después de reconocer que no puede hacer frente en solitario a las nuevas exigencias en saneamientos que ha impuesto en el sector la reforma financiera y que en su caso suponen un impacto de 2.031 millones de euros, de los que 1.248 millones son provisiones y otros 783 capital adicional.

Fuentes financieras confirmaron el viernes el principio de acuerdo entre Banca Cívica y CaixaBank, que el lunes celebra un consejo de administración extraordinario para dar el visto bueno definitivo a la operación. Será el momento de aprobar la ecuación de canje en una fusión en la que la capitalización bursátil de La Caixa es casi 10 veces superior a la de Banca Cívica y en la que el precio de valoración de esta última rondaría los 2,37 euros por acción, el precio de cierre de la jornada del jueves. El viernes, la acción de Banca Cívica ya anticipó la operación y un canje que va a implicar una valoración de la entidad notablemente inferior a la de su salida a Bolsa. De hecho, Banca Cívica se estrenó el pasado julio con un descuento del 60% sobre valor en libros y desde entonces sus acciones han perdido el 17,8%. El viernes cerraron la sesión en los 2,22 euros por título, tras una caída del 6,33%. Las acciones de CaixaBank cerraron en los 3,14 euros, con un retroceso del 0,91%.

La adquisición de Banca Cívica supone el primer y gran movimiento corporativo de CaixaBank en el mapa financiero español. En la primera oleada de fusiones con la que comenzó la reestructuración del sector, La Caixa puso un pequeño grano de arena con la absorción de Caixa Girona, que había quedado descolgada de la creación de las dos grandes grupos de cajas catalanas -Catalunya Caixa y Unnim-, posteriormente nacionalizadas.

CAIXABANK 3,83 -0,10%

Con Banca Cívica, la entidad que preside Isidro Fainé responde al objetivo manifestado por el Gobierno en la reforma financiera de reducir el número de entidades y de que los grandes grupos se hagan cargo de las entidades más débiles. De hecho, CaixaBank ha sido la entidad que mejor ha sorteado las exigencias de capital de la reforma financiera y de la Autoridad Bancaria Europea. La reforma financiera impone a CaixaBank un capital de 745 millones de euros, que quedan cubiertos con creces gracias a un excedente de recursos propios de 6.376 millones de euros sobre el mínimo legal exigido.

Con la absorción de Banca Cívica, CaixaBank se convertirá en líder del mercado español por volumen de activos -343.000 millones de euros- y de depósitos -179.000 millones de euros-. El gran desafío de la operación vendrá del lado del ahorro de costes. Será en la obtención de sinergias donde CaixaBank deberá poner el foco para rentabilizar la operación, dada la debilidad de negocio de Cívica. Fuentes financieras apuntan al alto dimensionamiento de la red de oficinas de CaixaBank, que roza las 5.200 -la mayor del país- y que se elevará con Cívica a cerca de 6.500 sucursales.

Pacto en la cuenta atrás ante el Banco de España

El principio de acuerdo alcanzado el viernes entre Banca Cívica y CaixaBank para su fusión llega tan solo una semana antes de la fecha en la que el conjunto del sistema financiero español deberá presentar al Banco de España la hoja de ruta con la que ajustarse a las exigencias en saneamientos que requiere la reforma financiera anunciada por el Gobierno de Mariano Rajoy.

Cívica, que ya recibió ayuda del FROB en forma de participaciones preferentes al inicio de la reestructuración del sector, ha apurado al máximo, después de haber tanteado a otras entidades como Ibercaja o Kutxabank y de haber mantenido de puertas afuera el discurso de su capacidad para seguir en solitario. La entidad registró el pasado año un beneficio de 183 millones de euros, un 6,49% menos que el año anterior, si bien tras cargar contra patrimonio un fuerte saneamiento.

El acuerdo de Cívica y CaixaBank llega una semana después de que Unicaja y Caja España Duero anunciaran su fusión, lo que puso fin a largos meses de negociación. Aún queda en el aire el futuro de Banco de Valencia, Catalunya Caixa y la incertidumbre sobre Novagalicia y Bankia.

Red en Cataluña

Cataluña será el territorio con menores solapamientos de red de oficinas para la entidad resultante de la fusión entre CaixaBank y Banca Cívica, ya que esta entidad apenas cuenta con 26 sucursales en esta comunidad autónoma, concentradas en la ciudad de Barcelona.