La entidad catalana prevé cerrar esta semana la 'due diligence'
Sede principal del Banco de España, en la plaza de Cibeles de Madrid
Sede principal del Banco de España, en la plaza de Cibeles de Madrid

CaixaBank estudia pedir ayudas como las de Unicaja para comprar Cívica

CaixaBank estudia pedir al Banco de España que le conceda un esquema de ayudas para comprar Banca Cívica similar al aprobado para que Unicaja absorba Caja España Duero. Aun sin incluir la línea de crédito dada a Unicaja, igualar el plan supondría sumar 800 millones de euros más a los 977 millones que el FROB ya inyectó en Cívica. El Estado aportaría 800 millones más sobre los 977 que ya inyectó el FROB

El plan de ayudas públicas con el que el Banco de España está dispuesto a envolver Caja España Duero para que sea absorbida por Unicaja ha marcado un precedente que tiene dividido al sector financiero. En la práctica, el plan supone subvencionar la compra de una entidad que, a diferencia de CAM o Unnim, no estaba intervenida por el Estado. Mientras algunas entidades critican este trato, fuentes cercanas a CaixaBank revelan que la entidad catalana estudia solicitar un esquema igual para hacerse con Cívica, al considerar que la operación es similar.

En concreto, Caja España Duero, que debe reunir 1.140 millones de euros (638 millones en provisiones y 502 millones de capital adicional) para cumplir con la reforma financiera, mantendrá los 525 millones que ya le inyectara el FROB y recibirá 475 millones más, emitiendo obligaciones contingentes convertibles (los llamados cocos) suscritos por el Estado. El modelo tiene la ventaja de que no implica una inyección directa de capital al nuevo banco resultante de la fusión con Unicaja, sino que se centra en sanear Banco Ceiss (nombre oficial de España Duero). La devolución de estas ayudas será responsabilidad de Banco Ceiss, si bien serán los dividendos que le genere su 30% en el banco que suman Unicaja y Caja España Duero la fuente para afrontar el pago de esa deuda con el FROB. Unicaja tendrá a su disposición una línea de crédito de entre 375 y 1.025 millones más.

Un plan que el presidente de Unicaja, Braulio Medel, ha negociado argumentando que dejar caer a Caja España Duero terminaría arrojando una factura mayor para las arcas públicas.

CAIXABANK 4,21 1,52%

La Caixa busca ahora que el Banco de España valore estos mismos factores y apoye su compra de Banca Cívica. La operación, en la que se espera que el proceso de due diligence -estudio pormenorizado de las cuentas- culmine en los próximos días, se adapta "como un guante", admiten fuentes conocedoras del proceso, al supuesto de las cajas castellanas.

Al igual que en estas, la unión de cajas presidida por Antonio Pulido (Cajasol) y Enrique Goñi (Caja Navarra) cuenta con fusionarse con una entidad mayor para hacer frente a los 2.031 millones de euros que debe sanear (1.248 en provisiones, y 783 millones de capital adicional). Un plan que deberán presentar atado antes del próximo 31 de marzo para cumplir con los plazos marcados por Economía.

Al igual que Medel, el presidente de La Caixa, Isidro Fainé, puede argumentar que está interesado en hacerse con Banca Cívica, lo que convertiría a CaixaBank en la primera entidad por volumen de activos y depósitos del territorio español, pero que para asumir los riesgos inmobiliarios de la operación sería conveniente que el Estado saneara primero la entidad.

Cívica ya acumula 977 millones de euros del FROB, que según el esquema de Unicaja, se mantendrían en la entidad financiera.

En paralelo, la inyección de cocos requerida para cubrir el riesgo inmobiliario de Banca Cívica en la misma proporción que el de Caja España, rondaría otros 800 millones de euros (un total de 1.781 millones de euros de ayudas públicas).

De momento, el Banco de España ha rehusado valorar si el modelo aprobado para Unicaja y Caja España Duero sería exportable a otras operaciones, aunque no lo descarta.

La cifra

2.025 millones de euros públicos podrían llegar a recibir Unicaja y Caja España Duero entre FROB, cocos y línea de crédito.

Un puñado de 15 bancos al final de 2013

CaixaBank bien puede ser la protagonista del próximo capítulo de integraciones en la banca española, que dejarán un mapa formado por no más de una quincena de entidades, según apuntó ayer el consejero delegado de BBVA, Ángel Cano. En su opinión, el proceso de reestructuración bancaria española se alargará al menos otro "año o año y medio". BBVA acaba de participar en el proceso al adjudicarse en subasta Unnim que "es una gran operación aunque no sea una de las más grandes que estaban sobre la mesa, por la aportación positiva que va a tener en el grupo", afirmó ayer Cano en unas jornadas en Barcelona, informa Efe.

El consejero delegado de BBVA ha afirmado que entre este año y el primer trimestre de 2013, el banco incorporará al cliente de Unnim igual que al actual, y seguirá apostando por el compromiso social.