La devolución de los préstamos lastrará los resultados al menos hasta 2015

Las cajas con ayudas del FROB deben pagar 2.770 millones de intereses

Las ayudas que las cajas han recibido del FROB pueden convertirse en una losa muy pesada para sus cuentas de resultados. En cinco años, las entidades deberán pagar 2.771 millones de intereses y, al cabo de ese periodo, tendrán que devolver los 6.882 millones recibidos.

La devolución de los préstamos lastrará los resultados al menos hasta 2015

Sede principal del Banco de España, en la plaza de Cibeles de Madrid
Sede principal del Banco de España, en la plaza de Cibeles de Madrid

Los préstamos concedidos por el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) empiezan a lastrar los beneficios de las cajas. Los cuatro grupos de entidades que percibieron inyecciones de capital han comenzado a pagar los intereses (del 7,75% anual) y esta partida puede convertirse en pesada carga para sus cuentas de resultados.

Banco Financiero y de Ahorros (matriz de Bankia), Banca Cívica, grupo BMN y Caja España Duero recibieron a comienzos del año pasado 6.882 millones en forma de participaciones preferentes. El importe deben devolverlo en cinco años, ampliable a otros dos, y, hasta entonces, deben hacer frente al pago de un tipo de interés creciente.

Durante 2011, estas cuatro alianzas de cajas tuvieron que pagar 534 millones de euros de intereses. BFA (participado por Caja Madrid, Bancaja y otras cinco pequeñas entidades) empleó 346 millones de euros para este concepto. El beneficio que registró su filial cotizada, Bankia, fue tan solo de 309 millones. De cumplirse las predicciones de los expertos que apuntan a nuevas caídas del negocio bancario, la proporción de ganancias que tendrán que destinarse a pagar al FROB será aún mayor.

Banca Cívica -que se encuentra en conversaciones para ser absorbida por La Caixa- destinó 76 millones para abonar intereses al Fondo en 2011, frente a los 183 millones de beneficio obtenidos el pasado ejercicio.

La factura de los intereses del FROB irá creciendo en los próximos años. Así, en 2012 el tipo de interés de las participaciones preferentes será del 7,90%, en 2013 del 8,05% y, para 2015 habrá llegado al 8,35%. Este encarecimiento hará que los 534 millones pagados este año por los grupos con ayudas del FROB ascienda en cinco ejercicios hasta 575 millones anuales. En 2015, habrán abonado 2.771 millones en intereses en total.

El grupo BMN (liderado por Cajamurcia) destinó el año pasado 71 millones a pagar intereses al Fondo. La entidad comunicó recientemente a la CNMV que su beneficio durante 2011 ascendió a 81 millones.

Por último, Caja España Duero ha tenido que abonar 41 millones al FROB por los 525 millones recibidos en forma de participaciones preferentes. Con las ayudas adicionales recibidas para facilitar su alianza con Unicaja, la factura de los intereses aumentará.

La caja castellanoleonesa emitirá bonos contingentes convertibles por un importe de 475 millones, que serán suscritos por el FROB. Estos títulos de capital abonarán un tipo de interés anual entre el 8% y el 10%, con lo que en 2012 Caja España deberá pagar al Fondo entre 38 millones y 47,5 millones adicionales. Además, en esta operación, Unicaja Banco podrá disponer de ayudas adicionales por un importe de entre 375 y 1.025 millones.

Las entidades deberán hacer frente a este pago creciente de intereses en un entorno en que la morosidad sigue minando sus cuentas de resultados, y con la obligación de tener que destinar millones de euros para sanear activos inmobiliarios y cumplir así con el nuevo decreto de reforma financiera.

Deuda nueva que presionará a Unicaja

El viernes pasado, el sector financiero respiró aliviado al conocer que Unicaja y Caja España Duero habían alcanzado un acuerdo definitivo para desbloquear su fusión. La operación, apadrinada por el Banco de España, supone una doble inyección de ayudas públicas a estas dos entidades. Por una parte, la caja castellanoleonesa recibirá del FROB 475 millones adicionales en forma de bonos contingentes convertibles y, por otra, el nuevo Unicaja Banco (que agrupará los negocios financieros de las dos cajas) podrá solicitar entre 375 millones y 1.025 millones.

Ahora bien, la duda que planea sobre la operación es si podrá Caja España Duero hacer frente al pago de los intereses del FROB. La caja presidida por Evaristo del Canto deberá abonar entre 79 y 88,5 millones anuales para remunerar los 525 millones que ya tenía de participaciones preferentes y los nuevos 475 millones de cocos. El único recurso que tendrá es su participación del 30% en Unicaja Banco. Ninguna de las dos entidades ha presentado resultados del conjunto de 2011 pero, hasta septiembre, Unicaja había obtenido un beneficio de 101 millones y Caja España Duero de 35,6 millones. El 30% de la suma conjunta apenas si alcanza los 41 millones de euros, una cantidad con la que Unicaja podría pagar a duras penas los intereses de la primera ayuda recibida.

Los expertos consultados cuestionan que Unicaja tenga capacidad para generar las sinergias necesarias para obtener un beneficio de 270 millones, el mínimo necesario para que Caja España Duero cumpla sus compromisos con el FROB.