COLUMNA

Abogados muy bien enseñados

Las codiciosas facultades de Derecho pueden haber enseñado a sus graduados demasiado bien. Algunos abogados descontentos están demandando a sus alma máter por exagerar sus perspectivas de empleo. El terrible mercado de trabajo no es culpa de las escuelas, pero entrenar a esas descaradas águilas legales a extender sus alas sí lo es.

Decenas de graduados de escuelas como la de Nueva York o Michigan quieren que se les devuelva el dinero porque no tienen acceso a los puestos de trabajo prometidos. Citan las estadísticas de las escuelas, que promocionan tasas de empleo superiores al 90% entre los recién graduados. Las escuelas aclaran que estos números, correctos en esencia, no garantizan nada, y que los abogados deberían haber sabido que el mercado de trabajo ya estaba tambaleándose. El problema es que muchas escuelas quieren jugar rápido y pierden. Suelen incluir empleos temporales o a tiempo partido en sus tasas de empleo mientras que ellos contratan a los graduados o pagan a bufetes para hacerlo. Hasta 59 de las 143 facultades del ranking de la revista US News & World Report informaron de tasas de empleo para recién licenciados superiores al 90%.

Aunque los futuros estudiantes no se basen en esos números, los rankings son muy influyentes. Una quinta parte de la posición de una facultad depende de esas tasas. Eso no significa que las escuelas hayan cometido fraude, pero dos han reconocido haber dado información incorrecta a US News y otras han sido acusadas de hacer lo propio. Si las acusaciones son ciertas, podrían enfrentar cargos criminales así como una responsabilidad civil. Los profesores de Derecho de la Universidad de Emory han diseñado un pleito para acusar a las facultades farsantes de fraude, conspiración, crimen organizado y falsos testimonios.

Puede parecer inverosímil, pero con matrículas cercanas a 50.000 dólares al año, las facultades son un blanco apetecible. Si no son cuidadosas, puede que sus decepcionados estudiantes sean la última de sus preocupaciones.

Por Reynolds Holding