Finiquitar las dinastías griegas

Finiquitar las dinastías griegas

No había flores en la tumba del patriarca socialista Andreas Papandreu el día que visité el cementerio de Atenas (14 de marzo). Quizá fuera casualidad. O tal vez una prueba más del hartazgo de la población griega con unas dinastías que desgobiernan el país de manera casi ininterrumpida desde hace cincuenta años.


Los griegos parecen dispuestos a dar el finiquito a los sempiternos apellidos que han condenado al país a un protectorado bajo la tutela de la UE y el FMI. Y si los sondeos de cara a las próximas elecciones (finales de abril o principios de mayo) se confirman, las dos grandes familias políticas -los conservadores de Nueva Democracia y los socialistas del Pasok- deberán compartir el Parlamento con hasta siete grupos de ambos extremos.

"La política griega es una política de clientelismo", escuchamos en Atenas durante un viaje de prensa organizado esta semana por la delegación de la Comisión Europea en esa capital. " Y la decisión de los dos grandes partidos de formar una alianza es inusual en este país y denota el principio de grandes e interesantes cambios, seguramente para mejor".

Palabras que indican que, por primera vez en mucho tiempo, el poder de los clanes en Grecia se ve amenazado. Y no proceden de un líder anti-sistema, sino del presidente de la Federación griega de empresarios, Dimitris Daskalopoulos.

"Mire las fotos que hay en esa pared", se indignan en la sede de Nueva Democracia en Atenas al oír la palabra nepotismo. "Ahí están todos los líderes históricos de nuestro partido y solo se repite un apellido dos veces . En el Pasok se repite el mismo [Papandreu desde hace décadas".

No deja de ser irónico que las fotos esgrimidas para descartar el nepotismo sean, precisamente, de un tío (Constantinos Caramanlis) y un sobrino (Costas Caramanlis), presentes en la cúpula del país desde el final de la Segunda Guerra Mundial.

Caramanlis y Papandreu se han turnado en mantener un sistema de apropiación de la riqueza por arriba y distribución de migajas por abajo. Y parece que, en contra de lo que cabría esperar, el ingreso de Grecia en la Unión Europea reforzó la tenaza, pues Bruselas puso millonarias subvenciones al alcance de la oligarquía.

"Grecia es una suma de intereses creados", resume un destacado miembro de la troika (CE, BCE, y FMI). Y el presidente de la patronal griega remata su explicación sobre la resistencia de los líderes tradicionales a aplicar las reformas exigidas por la troika: "Se ha pedido al sistema político que corte la rama donde estaba sentado, así que no es de extrañar que le cueste tanto".

Foto: tumba de Andreas Papandreu en el cementerio más grande y antiguo de Atenas (en el barrio de Metz). (B. dM. 14 marzo 2012).

Andreas era hijo de Georgios, destacado miembro de los Gobiernos griegos de hace 100 años. Y padre de Georges, presidente del Gobierno hasa el pasado mes de noviembre y presidente del partido socialista (PASOK), si se cumple lo previsto, hasta que mañana sea sustituido por Evangelos Venizelos (sin parentesco, por cierto, con el histórico Eleftherios Venizelos).


Comentarios

Bueno, esta noticia sobre un caso extremo nos recuerdo nuestros casitos nacionales (el último el intento de Cospedal de poner al marido en un consejo de adminstración) y los que no sabemos o intuimos a nivel regional, provincial, local...En España Costa tituló un libro hace un siglo o por ahí.. Oligarquía y Caciquismo como Forma de Gobierno. Quizá esté en la condición humana lo de no bautizarse si no tienes padrinos, pero hay que mantenerlo dentro de unos límites estrechos.
Añado. Hoy mismo en el Pais domingo un estupendo especial sobre transparencia. ¡qué bien vendrían los listados de consejos de administración de empresas públicas o en las que el estado tenga parte. El caso Cospedal es una prueba de que a veces sólo someter a observación un asunto implica su modificación, como en la física cuántica (según suele recordar el periodista Miguel Angel Aguilar).
No sé si habrá un caso más claro en el que el 1 % domina al 99 %. Y un 1 % que queda en familia pero de verdad. La burbuja de la indignación algún día estallará pero de verdad. Crónica de una burbuja anunciada que no se acepta hasta que revienta, como pasó con la inmobiliaria. Un día antes de reventar, todo era hablar de ella pero nadie paraba. Cualquier día pasará lo mismo con los políticos. Como los pisos, nadie los comprará porque nadie dispondrá de crédito para tragarse sus discursos. Y veremos qué pasa entonces.
Todo adelgaza en Grecia, menos la familia política de siempre. Régimen al régimen.
La reciente decisión de la Troika de aplicar una quita real del 100 por 100 a los tenedores minoristas de BONOS PUBLICOS GRIEGOS es una salvajada irracional, que quiebra definitivamente lo que quedaba de confianza de la ciudadanía en sus instituciones, no sólo en Grecia, sino en toda la Unión Europea. Creo que es absolutamente imprescindible corregir el rumbo y terminar con el abuso sistemático contra el ciudadano, porque caminamos hacia el abismo del caos.
Normas
Entra en El País para participar