Dividendos y beneficios, bajo presión

Los problemas que afronta Repsol ante la crisis argentina

Las incertidumbres en Argentina ya han pasado factura a Repsol en Bolsa: cae un 16% en 2012. La eventual retirada de concesiones en el país pasaría factura a sus dividendos y beneficios.

El pasado 1 de marzo, la presidenta Cristina Fernández Kirschner calmó los rumores de una posible nacionalización, pero ahora hay otras amenazas. Varias provincias argentinas podría retirar la concesión a YPF sobre sus bloques actualmente en desarrollo y exploración.

José Martín-Vivas, de Ahorro Corporación, señala en un informe que YPF representa el 37% del beneficio bruto de explotación estimado para 2012 de Repsol. De manera que cambios en sus negocios tendrían una repercusión inmediata en su valoración. De momento, le ha rebajado el precio objetivo un 16,1%, hasta 19,55 euros por acción, y le ha degradado la recomendación a mantener desde comprar.

Las provincias argentinas que han exigido nuevos requerimientos de mayores inversiones y producción a YPF son Chubut y Santa Cruz. Ambas cuentan con 135 millones de barriles de petróleo (el 35% del total) y 50 millones de barriles de gas (12% del total), según las estimaciones del departamento de análisis del bróker de las cajas de ahorros.

REPSOL 11,50 -3,81%

YPF es una petrolera integrada y emplea el crudo que extrae en Argentina como materia prima para sus refinerías. Así, "en caso de perder las concesiones amenazadas, YPF tendría que sustituir la producción por compras en el mercado local, suponiendo esto un incremento de los costes de aprovisionamiento", señala el experto de Ahorro Corporación.

José Martín-Vivas determina que el escenario más probable es el de expropiación de una parte de las reservas de gas en Chubut y la mitad de la producción en Santa Cruz. Esto tendría un impacto negativo anual en el Ebitda de unos 380 millones de euros e YPF quedaría valorada en 3.521 millones de euros o, lo que es lo mismo, 2,3 euros por acción para Repsol.

El escenario negativo supondría la expropiación del 100% de la producción en las provincias amenazadas. El Ebitda se reduciría en unos 900 millones de euros y el valor de YPF para Repsol se quedaría en unos 2 euros por título.

"En caso de que la crisis argentina se salde con la retirada de parte de las concesiones de las provincias afectadas o una posible reducción del dividendo procedente de YPF, pensamos que el dividendo de Repsol se vería presionado a la baja, por lo que podría continuar con la política de scrip dividend hasta 2014.", sentencian en Ahorro Corporación.