Por sus peores números en 2011 y las mayores necesidades de inversión

Moody's rebaja la calificación a Repsol hasta Baa2

Moody's dio hoy un nuevo golpe a Repsol, en un momento tormentoso para la compañía. La agencia de calificación anunció que le ha rebajado la calificación de Baa1 a Baa2 por su comportamiento en 2011 ("más débil de lo esperado") y las previsibles mayores necesidades de inversión.

La rebaja del rating, exolicala agencia en un informe difundido hoy, refleja el marcado incremeto del endeudamiento y en las métricas financieras de 2011, como resultado de el comportamiento operativo en 2011, que, a su juicio, fue "más débill de los esperado", y por el "significativo incremento en las inversiones requeridas para alcanzar los principales proyectos de crecimiento".

Aunque la agencia reconoce que algunos de estos elementos no son recurrentes, Moody's cree que las necesidades de inversión para mejorar reservas y producción hacen que Repsol se enfrente a un "desafío especial" para recortar su deuda en los próximos dos o tres años. De cara al futuro, Moody's espera que Repsol se beneficie a corto plazo de la reanudación de la producción en Libia y de nuevos proyectos, como Margarita en Bolivia y Kinteroni en Perú.

Asimismo señala que la reciente expansión de la capacidad del grupo en España, también debe dar una impulso a los márgenes de refino de Repsol y ayudar a mitigar las presiones que pesan sobre otros negocios, la débil situación de la economía española y las presiones en Argentina por YPF.

La agencia también ha rebajado la calificación de las acciones preferentes de Repsol International Capital Limited a Ba1 desde Baa3.