XI congreso

Los notarios prevén un aumento de sus plantillas con las nuevas funciones

La Ley de Jurisdicción Voluntaria contará con el colectivo

Matrimonios, divorcios, jueces de arbitraje... Las nuevas funciones del notariado darán un cierto respiro a una profesión cuyos ingresos han caído drásticamente tras el estallido de la burbuja inmobiliaria. Aunque el presidente del Consejo del Notariado, Manuel López Pardiñas, dijo ayer en el XI congreso que se celebra en Bilbao que "no se trata de que nos solucionen los problemas a los notarios, sino de que la situación económica global mejore", lo cierto es que prevén algunas consecuencias por la ampliación de tareas.

"Todas estas funciones que se pueden atribuir a los notarios van a obligar a un esfuerzo de incrementar la estructura o plantilla de los despachos", advirtió Joan Carles Ollé, vicepresidente del notariado. "Los notarios estamos en una situación difícil y complicada y las soluciones corresponden al Gobierno", añadió Ollé.

En este sentido, López Pardiñas anunció que el Gobierno ha echado ya a rodar la nueva Ley de Jurisdicción Voluntaria, para lo cual ha constituido varias comisiones técnicas de estudio, en las que él mismo participará en representación del colectivo.

"Estamos empezando a trabajar en los textos legislativos. Tendremos que definir si los notarios podremos celebrar todos los matrimonios, si se van a excluir algunos divorcios como en los que exista conflicto entre cónyuges o hijos menores, de cualquier manera no va a ser ningún problema para los notarios", advirtió el máximo representante de estos profesionales. Acerca de los aranceles por estas nuevas funciones, los notarios consideran que deberían ser documentos sin cuantía y con precios moderados, como la declaración de herederos, que ronda entre los 150 y 200 euros.

Respecto a las nuevas normas de ejecución hipotecaria y de mediación, los notarios las valoran muy positivamente. "A partir de ahora, para que tenga efectos ejecutivos de mediación deberá ser intervenido por un notario y elevarse a escritura pública", comentó Ollé, "algo que es muy importante".

En la última modificación de la Ley de Arbitraje se ampliaron también sus competencias, lo que ya está generando actividad en las notarías. "Cuando ya está planteada la contienda se ofrece la posibilidad de que exista un tercero que no sea el juez quien decida qué parte tiene razón. Este tercero puede ser el notario", anotó el presidente de este colectivo.

Competencias

Los notarios no solo plantean celebrar matrimonios o divorcios, sino que consideran que su papel puede ser clave en asuntos como el derecho patrimonial, familiar, sucesiones y en aspectos mercantiles. Menos de un 1% de litigios se da tras la actuación de un notario.