El porcentaje alcanza el 95,7% con las cláusulas de acción colectiva

El 85,8% de los acreedores de Grecia acepta el canje de deuda

El 95,7% de los acreedores de Grecia se han comprometido a participar en la quita de la enorme deuda helena, informó hoy la Autoridad de Gestión de la Deuda Pública en su página web.

Se confirmaron los buenos presagios respecto de la deuda griega. El Estado heleno confirmó hoy que el 85,8% de sus acreedores (equivalentes a 152.000 millones de euros en deuda griega) ha accedido al canje de la deuda, lo que les supondrá la aceptación de una quita del 53,5% y unas pérdidas reales del entorno del 75%.

Las cláusulas de acción colectivas que se reservó el Ejecutivo de Lukas Papadimos, sin embargo, llevará la cifra total al 95,7% (unos 197.000 millones), muy por encima de los dos tercios que necesitaba el país mediterráneo para concluir la mayor reestructuración de deuda soberana de un país. Se logra de esta manera el mejor de los escenarios posibles, dado que de esta manera el canje será voluntario.

El ministro de Finanzas griego, Evangelos Venizelos, se mostró sumamente agradecido esta mañana con sus acreedores, de quienes afirmó habían "compartido los sacrificios" de la población griega. "Quiero expresar mi aprecio a todos los prestamistas que han apoyado nuestro ambicioso programa de reformas y ajustes y que han compartido los sacrificios de los griegos en este cometido histórico, aseguró en un comunicado vía email.

"Con el apoyo del sector oficial y de los acreedores privados, Grecia continuará implementando las medidas necesarias para lograr los ajustes presupuestarios y las reformas estructurales a las que se ha comprometido, que devolverán a Grecia al camino del crecimiento sostenido".

Una buena noticia para Baroin

El ministro francés de Finanzas, François Baroin, ha asegurado esta mañana que el acuerdo de canje de la deuda griega era una "buena noticia" y que ha evitado un 'default'. "Son buenas noticias, es un gran éxito", aseguró Baroin a RTL radio. "Es algo que nos permite permanecer en una base voluntaria y evita el riesgo de insolvencia".