Consultoría y desarrollo de estrategia

El 18% de los pequeños despachos de asesoría ya han diversificado sus servicios

La crisis ha obligado a los pequeños despachos de asesoría a reinventarse. En una reciente encuesta elaborada por la consultora Sage entre 300 firmas, el 18% aseguró que ya habían tenido que diversificar sus servicios.

"Las nóminas, los seguros sociales, las liquidaciones de impuestos se han convertido en una commoditie", explicó ayer José María Raventós, director general de Sage Despachos Profesionales, en un encuentro que reunió en Madrid a más de 200 representantes del sector.

Las pequeñas firmas realizan cada vez más consultoría y desarrollo de estrategia. "Una de las mayores ventajas que tienen las asesorías es que son quiénes mejor conocen al cliente, por lo tanto pueden ofrecer nuevos servicios, como por ejemplo, la financiación de su circulante, buscando los mejores créditos del mercado, incluso ayudándoles en nuevas oportunidades de negocio, como la internacionalización de sus actividades", advirtió Raventós.

Para este experto, en ésa línea es donde también pueden conseguirse mejores honorarios y una mayor proyección futura. En este sentido también se expresó Juan José Torquemada, gerente de Torquemada Asesores, quien señaló que "el futuro está en la involucración de los proyectos de clientes, con el objetivo de ofrecer alternativas para mejorar sus cuenta de resultados".

La tecnología también marcará la diferencia. En la jornada se consultó a los asistentes si consideraban que la tecnología se convertiría en un factor clave en los próximos años, algo que solo el 20% refrendó. Sin embargo, los expertos creen que será la única manera de ganar productividad. Para algunos clientes, como José Luis Utrilla, director de la gestora El Espíritu del Patrimonio, "el asesor debe ser preventivo. Avisar de la enfermedad, no de la operación".