El Ibex sube el 1,78% y la prima cede hasta 326 puntos

Grecia da brío a las Bolsas

Grecia y más Grecia. Los problemas de la economía helena y la búsqueda de la salida a su crisis están llevando al cielo y al infierno a los mercados. Las Bolsas han cerrado hoy con brío, tras descontar que la aceptacíón del canje de la deuda supera el 70%. El Ibex subió el 1,78% y la prima de riesgo bajó a326 puntos básicos. El euro vuelve a rozar los 1,33 dólares.

Día alcista en el Ibex
Día alcista en el Ibex

Los mercados no pudieron dejar de mirar a Grecia y más en un día tan crucial como este en el que el futuro del país está en manos de lo acreedores. Este jueves se cumple el plazo para que los tenedores de deuda acepten o rechacen la quita de bonos que permitiría a Atenas evitar la quiebra. Aunque a comienzos de semana el panorama pintaba bastante sombrío, como viene siendo habitual en el caso heleno hasta el último momento no se puede dar nada por descontado y la mejor prueba de ello es que según los últimos rumores el Gobierno de Lucas Papademos ya cuenta con el visto bueno del 75% de los acreedores.

La información es celebrada por las Bolsas. El Ibex, que en los úlimos días ha registrado uno de los peores comportamientos de las plazas europeas debido a la propia composición del índice y a las malas previsiones que se ciernen sobre la economía, recuperó el tono, subió el 1,78% con algo más de volumen de contratación que en jornadas precedentes.

Las buenas noticias que llegan desde el Mar Egeo también se han hecho sentir en el mercado de renta fija y las tensiones desaparecen. La prima de riesgo española, castigada tras las últimas previsiones de déficit anunciadas por Mariano Rajoy, se toma un respiro y cae a los 326 puntos, mientras que la italiana, recompensada por las medidas adoptadas por Mario Monti en los últimos meses, baja de los 300 puntos gracias a la caída experimentada por el bono a diez años que pasa a situarse en 4,75%, nivel que no veía desde junio de 2011.

Este jueves la otra cita del día ha pasado por la reunión mensual del BCE. Tal y como estaba previsto, la institución monetaria ha optado por manenter los tipos de interés en el 1%. Lo que en un principio dejó algo decepcionado a los mercados fue la interpretación de las palabras de Mario Draghi de que no habrá una tercera barra de liquidez.

El euro ha experimentado tambien cierta mejora y vuelve a rozar los 1,33 dólares.