El negocio legal en África crece a ritmo de dos dígitos

Cuatrecasas abre oficina en Angola y se alía en Mozambique

La presencia de Cuatrecasas, Gonçalves Pereira en África ha sufrido una transformación en los últimos meses. El despacho ha abierto nueva oficina en Angola mientras que en Mozambique ha cambiado su estructura para aprovechar el crecimiento del negocio en la región de dos dígitos.

Cuatrecasas abre oficina en Angola y se alía en Mozambique
Cuatrecasas abre oficina en Angola y se alía en Mozambique

La reforma legislativa en Mozambique, que prohíbe a los despachos de abogados extranjeros tener una participación en firmas nacionales, al estilo de lo que ocurre en Brasil o India, ha obligado a modificar la estructura de Cuatrecasas, Gonçalves Pereira en Maputo.

A partir de ahora, el bufete, integrado en este país por un total de 30 profesionales, funcionará como Cuoto & Asociados, "en cooperación profesional con Cuatrecasas, Gonçalves Pereira", según explicó Javier Villasante, socio coordinador de la estrategia internacional del despacho.

Esta transformación implica un acuerdo de cooperación en exclusiva que permitirá al despacho ibérico seguir trabajando en Mozambique, aunque la propiedad pase a manos de los socios locales. El despacho, dirigido por Pedro Couto, es hoy por hoy el primer operador de servicios jurídicos en el país y su crecimiento supera los dos dígitos.

Oportunidades en Angola

"La inversión en Mozambique nos ha servido como experimento para abrir una nueva oficina en Luanda (Angola)", explicó Villasante. Este experto considera que era el momento de hacerlo, después de una guerra civil y el gran crecimiento económico que está experimentando el país, donde existen grandes necesidades de inversión, energéticas, de infraestructuras y de telecomunicaciones.

"Además, Angola ha copiado la ley portuguesa, por lo que apenas ha tenido dificultad para nuestros letrados lusos", matiza Villasante. Angola cuenta además con muy pocos abogados, tan solo 1.250 en todo el país, lo que ofrece un gran potencial para los servicios jurídicos.

La oficina de Angola, dirigida por Elsa Rodrigues, terminará el año con un total de ocho abogados. "Estamos en pleno proceso de contratación", advierte el coordinador de la estrategia internacional de Cuatrecasas, quien asegura que el asesoramiento jurídico en estos países se paga bien, en ocasiones incluso por encima de España.

La explicación se debe a que son las grandes empresas internacionales las que contratan los servicios de Cuatrecasas, Gonçalves Pereira. El interés del petróleo y los recursos naturales es tan fuerte que hasta los inversores chinos han contactado, a través de la oficina de Shanghái, con el despacho con la intención de instalarse en Angola.

Cuatrecasas ha constituido la Mesa de Angola, formada por cinco socios, de los cuales dos son españoles y tres son portugueses, para analizar los proyectos internacionales y también nacionales. Por parte de los inversores españoles existe un gran interés de las constructoras y la industria pesquera.

En el país, el despacho de abogados también está ayudando a la reconstrucción del Estado, donde ha asesorado en la constitución de algunos bancos, cooperando de ese modo en la creación del nuevo sistema financiero.

La actividad en Casablanca, Argelia, Túnez y Libia

Lo mismo que ocurre en la región lusa de África con el derecho portugués sucede en el Magreb con el sistema jurídico francés, que presenta grandes similitudes. Aprovechando estos conocimientos, Cuatrecasas, Gonçalves Pereira abrió en 2007 la oficina de Casablanca, en Marruecos, que actualmente dirige Fedwa Bouzoubaa.

Desde esta sede, integrada hoy por ocho profesionales, el despacho ha realizado numerosas operaciones, como la venta del 32% de la participación que tenía Telefónica en Moroccan Telecom Meditel por un valor de 400 millones de euros.

"Uno de nuestros abogados francófonos y socio de Cuatrecasas está desplazado en Marruecos, donde también tenemos letrados marroquíes", asegura Javier Villasante, encargado de la estrategia internacional de la firma.

Gracias a esta experiencia, la presencia del despacho en el norte de África ha ido creciendo. "Tenemos socios que frecuentemente visitan Argelia, Túnez y últimamente Libia, que siempre están al tanto de las operaciones", advierte Villasante.

En Argelia, por ejemplo, asesoran en la financiación de una planta desaladora, pero el proyecto más importante es Medgaz, el gasoducto que conectará directamente Argelia con España sin tener que pasar por Marruecos.

Cuatrecasas, Gonçalves Pereira actúa desde el inicio como el asesor del consorcio Medgaz, que integran siete socios, Cepsa, SH, Endesa, GdF, Eni, Total y BP.

El despacho, sin embargo, no tiene previsto a corto plazo ampliar su presencia en el norte de África. "Estamos muy atentos a la primavera árabe y la presencia que tenemos en Marruecos nos convierte en expertos legales en la zona", añade Villasante.