El lunes alcanzaron los 827.500 millones de euros

La hucha del BCE registra su tercer récord consecutivo

Desde que se celebrase la segunda subasta a tres años del BCE la cantidad que los bancos comerciales depositan en el organismo emisor no han parado de aumentar. El lunes los depósitos a un día alcanzaron su tercer máximo histórico consecutivo al registrar la cifra de 827.500 millones de euros, según los datos divulgados esta semana.

El objetivo de la segunda inyección que no es otro que conseguir abrir el grifo del crédito, algo que parece que está lejos de cumplirse. El dinero otorgado por la institución que preside Mario Draghi en lugar de llegar a las familias y pequeñas empresas, que son sin lugar a dudas las que más lo necesitan, vuelven a su lugar de origen. Los últimos datos difundidos esta mañana reflejan que la hucha del BCE ha vuelto a engordar. El lunes los bancos comerciales de la eurozona dejaron en ella 827.500 millones de euros, la cifra más alta hasta el momento y el tercer récord consecutivo.

La razón es de sobra conocida, la desconfianza algo que el mercado viene avisando desde hace tiempo. El miedo de las entidades a prestarse dinero las unas a las otras lleva a la banca a decantarse por opciones más conservadoras pero que le garantizarán que el dinero regresa a ellos de manera íntegra. Por ello prefieren dejar en mano del BCE el dinero a pesar de que esto solo les renta un 0,25% que prestarlo y obtener una retribución mayor.

La primera subasta a tres del BCE ya trajo consigo un aumento considerable de los depósitos del organismo europeo que se ha visto incrementada con la segunda inyección de liquidez al sistema financiero celebrada la semana pasada. La subasta del 29 de febrero, que tanto anhelaban las entidades para poder hacer frente a sus vencimientos de deuda, produjo un fuerte repunte de la caja fuerte, algo que se ha ido manteniendo a lo largo de los siguientes días. Habrá que esperar a los próximos días para ver si esta tendencia se consolida y se registran nuevos máximos históricos.