Chubut amenaza con cancelar las concesiones por falta de inversión

YPF rechaza las acusaciones de la mayor provincia petrolera argentina

La petrolera YPF, rechazó hoy las acusaciones de la provincia de Chubut, la mayor productora de Argentina, sobre una falta de inversión de la compañía, a la que conminó a aumentar su producción bajo la amenaza de cancelar sus concesiones.

En un comunicado, YPF negó haber incumplido sus compromisos de inversión y producción en Chubut, criticó la "aparente discriminación" por parte del Gobierno provincial y advirtió de que recurrirá a la Justicia para defenderse ante lo que considera una "arbitrariedad".

La petrolera cuestionó así el decreto firmado el pasado jueves por el gobernador de Chubut, Martín Buzzi, en el que se acusa a la compañía de incumplir sus compromisos de inversión y producción en los yacimientos El Trébol-Escalante y Campamento Central-Cañadón Perdido.

Buzzi, aliado de la presidenta argentina, Cristina Fernández, conminó a la empresa a cumplir con sus obligaciones y a presentar un plan de inversión para esos yacimientos en el plazo de una semana, bajo la amenaza de dar por terminadas las concesiones de esas áreas de explotación petrolera.

"En el propio informe técnico que acompaña el decreto se consigna que en las dos áreas se registró en los últimos años un aumento significativo de las inversiones y lo muestra, incluso, con gráficos que abarcan el período 2007-2010. El mismo documento destaca que en ese lapso aumentaron también las reservas probadas y probables", dijo el director de Comunicación de YPF, Sergio Resumil.

La petrolera aludió a datos de la Secretaría de Energía de Argentina que demuestran que de las 37 concesiones otorgadas a distintas operadoras en Chubut sólo 8 han tenido inversiones significativas -por encima de los 10 millones de dólares-.

Dentro de esas ocho áreas están Manantiales Behr, operada por YPF, y las dos áreas mencionadas en el decreto, destacó la compañía en el comunicado.

Resumil dijo que hay diez concesiones que no registraron producción en 2011 y 19 que no recibieron ninguna inversión en 2010.

"Sin embargo, el gobierno de Chubut no adoptó con ellas ninguna medida y, en cambio, sí lo hace con YPF, que incrementó la inversión y las reservas. Esto demuestra que existe en apariencia un trato injusto y desigual y una persecución sistemática hacia la compañía que más trabajo y desarrollo ha generado en la provincia", dijo el directivo.

Advirtió que el gobierno de Chubut "podría tener decidido, de forma unilateral, arbitraria y discriminatoria, quitarle" a YPF dos concesiones, lo que, a su juicio, podría desembocar en un "grave perjuicio a toda la comunidad, las empresas regionales de servicios y los trabajadores, por el corte de contratos, la caída de ingresos fiscales y la caída de empleos".

La empresa aseguró que "va defender legítimamente sus derechos acudiendo a cuantas instancias y tribunales considere necesarios para defenderlos ante esta arbitrariedad".

YPF, participada por Repsol en un 57,43 por ciento y por el grupo argentino Petersen en un 25,4 por ciento, es el mayor productor de hidrocarburos del país y contribuye con el 19,6 por ciento de la producción de petróleo de Chubut.

El mes pasado, los gobernadores de las provincias petroleras conminaron a las empresas del sector a aumentar en un 15 por ciento su producción en un plazo de dos años, bajo advertencia de quitarles las concesiones de áreas de explotación si no logran ese objetivo.

Aunque la advertencia fue generalizada, desde entonces varias provincias han hecho foco en YPF, amenazando con la cancelación de concesiones.