La Comisión Europea suspende la prórroga de un año de la CMT

Bruselas exige a España que aplique ya la rebaja de las tarifas de telefonía móvil

La Comisión Europea suspendió ayer los planes de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) de retrasar un año, hasta enero de 2014, la rebaja de las tarifas de terminación móvil, por considerar que esta medida protege los intereses del sector en detrimento de los consumidores. Esas tarifas son las que se aplican entre sí los operadores por la entrega de las llamadas y que se repercuten en el precio final que pagan los clientes.

Bruselas alega que el retraso propuesto por la CMT "podría significar un año más de precios innecesariamente altos para los usuarios de móviles en España, en un momento en que los consumidores españoles ya se encuentran seriamente afectados por la crisis económica".

La normativa de la Unión Europea exige que, como muy tarde, el 31 de diciembre de 2012 las tarifas de terminación móvil se fijen en toda la UE según su coste real, es decir, en un nivel equivalente a lo que le cuesta terminar llamadas en su red a un operador eficiente. En España, estas tarifas "son actualmente mucho más elevadas".

La CMT dispone ahora de tres meses para negociar un compromiso con la Comisión y el Organismo de Reguladores Europeos de las Comunicaciones Electrónicas (Orece). Ayer, la CMT anunció que a partir del 16 de abril emitirá "una decisión cautelar" sobre el descenso escalonado de precios. Según el organismo, la CE solo puede recomendar, "nunca obligar", la modificación de la medida. Dice, además, que acometer la reducción de precio de una vez o en un plazo breve tendría un "impacto desestabilizador" en el mercado móvil.