Previsiones del Gobierno para 2012

La economía caerá un 1,7% y destruirá 630.000 empleos

El Gobierno no quiere que se le desmadren las cuentas públicas. Para ello, ha apostado por el uno de los escenarios más negativos y prevé una caída del PIB del 1,7% este año. Eso provocará una destrucción de 630.000 empleos.

Luis de Guindos, ministro de Economía y Competitividad.
Luis de Guindos, ministro de Economía y Competitividad.

La Comisión Europea cree que la economía española caerá un 1% este año (claro, que su estimación no recoge medidas adicionales de austeridad necesarias para rebajar el déficit) y el Banco de España está en el 1,5%. Sin embargo, el FMI pronostica un 1,7% de desplome y Funcas dice lo mismo.

El Gobierno español ha optado por alinearse con los más pesimistas. Su previsión para la economía española en 2012 es una caída del 1,7% y con ella hará los presupuestos.

"Es un cuadro macroeconómico realista", ha dicho el ministro de Economía, Luis de Guindos, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros. El cuarto trimestre de 2011 fue de crecimiento negativo y eso se va a mantener durante dos trimestres más, al menos, e incluso el tercero puede caer también en negativo, según las previsiones del Gobierno. El ministro aseguró que no se puede aislar la situación internacional y tampoco la española.

La parte más dura de este pronóstico es la consecuencia que tendrá en el mercado laboral. La economía destruirá 630.000 puestos de trabajo durante 2012 en términos de contabilidad nacional, calcula De Guindos, lo que llevará a una tasa de paro media del 24,3%. El ministro pidió cautela a la hora de llegar a cifras redondas (si se suman los parados de la EPA con el dato dado por el Gobierno se llega a seis millones de desempleados), no solo porque el criterio EPA y el de contabilidad nacional son distintos, sino porque "hay que desmitificar las cifras".

En el comportamiento de la economía, la parte más negativa se la lleva la demanda interna, que va a restar 4,6 puntos al crecimiento, con un descenso del 1,4% en el consumo privado y del 11,5% en el de las Administraciones Públicas. La inversión retrocede el 6,9% lastrada por la construcción. El sector exterior mantiene una contribución positiva al crecimiento de 2,9 puntos en 2012, gracias a que las exportaciones crecen el 3,4%, mientras que las importaciones se contraen el 5,9%.

La buena noticia en este entorno es la inflación, que se quedará en el 1,6%.