Las ganancias ascienden a 2.193 millones

El beneficio de Repsol cae un 53% por Libia y los extraordinarios de Sinopec

El conflicto libio y el efecto de los extraordinarios del año 2010 por la operación de Sinopec han afectado negativamente a la evolución del resultado de Repsol el año pasado, que cayó un 53%. La petrolera estudia un nuevo programa de dividendo flexible para el pago del complementario.

Repsol obtuvo un beneficio neto de 2.193 millones en 2011, un 53,3% menos que el año anterior, debido a la menor producción por el conflicto de Libia y a que en 2010 triplicó sus ganancias tras dar entrada a la china Sinopec en su filial brasileña. También ha afectado a sus cuentas la suspensión del programa de incentivos económicos en Argentina. El beneficio neto recurrente (sin extraordinarios) fue de 2.173 millones, el 7,9% menos que en 2010.

El área de exploración y producción (upstream) logró un resultado de explotación recurrente de 1.301 millones, el 11,7% menos, después de que los mayores precios del crudo (14,4%) y del gas (29,6%) y los menores costes exploratorios compensaran la menor producción y la depreciación del euro frente al dólar.

En 2011, Repsol registró una producción de 298.800 barriles equivalentes de petróleo, un 13,2% inferior que en 2010, debido a la menor producción en Libia, donde retomó la actividad en octubre tras nueve meses de inactividad, y las paradas de mantenimiento en Trinidad y Tobago. La tasa de reemplazo (que refleja la relación entre el petróleo que se extrae y las nuevas reservas que se descubren) fue del 162%, frente al 131% del año anterior.

REPSOL 10,87 -0,91%

El resultado de la división de gas natural licuado (GNL) triplicó al de 2010 y se situó en 388 millones, gracias a los mayores volúmenes de producción por la entrada en operación de la planta de Perú LNG y los mayores márgenes de comercialización. En cuanto al downstream (refino, marketing, GLP, trading y química), bajó el 17,1%, hasta 1.223 millones, lastrado por los menores márgenes y la venta de Refap (Brasil).

YPF aportó un resultado de explotación recurrente de 1.352 millones, lo que supone un descenso del 16,8%, debido a las huelgas que afectaron al sector petrolero y la suspensión del programa de incentivos a grandes empresas Petróleo Plus.

Repsol está preparando una propuesta de scrip dividend, o reparto flexible del dividendo con opción a recibir la retribución en efectivo en acciones, para el pago del dividendo complementario, según aseguró en una conferencia de analistas el director financiero Miguel Martínez. Explicó que el consejo propone esta opción como complemento al dividendo a cuenta.

El presidente de Repsol, Antonio Brufau, recibió una retribución de 7,08 millones en 2011, que incluye un bono de 2,77 millones por la operación en Brasil con Sinopec, que permitió a la petrolera triplicar el beneficio en 2010.

Descontado este bono, la retribución sumó 4,31 millones, un 9,6% más que en el ejercicio anterior. La prima por la operación con Sinopec también la recibieron el secretario general del consejo, Luis Suárez de Lezo, y el comité de dirección. El consejo, con 15 miembros, recibió 16,3 millones y 2,6 millones en fondos y planes de pensiones.