Cinco Sentidos

Larga vida a la gran estilográfica

La pluma resiste a la tecnología. Lo chic es la edición limitada

Imagen de una estilográfica
Imagen de una estilográfica

Los defensores de las estilográficas argumentan que, más allá del esfuerzo y la atención que requieren, escribir con ellas supone un placer que ninguna pantalla puede igualar. El suave deslizar del plumín sobre un papel de calidad produce una satisfacción claramente tangible, que se refuerza cuando la estilográfica ha sido elaborada con materiales de calidad y por un fabricante contrastado.

Las marcas de primer nivel centran en los últimos tiempos sus esfuerzos en las ediciones limitadas, que en muchas ocasiones homenajean a figuras de la cultura. Montblanc se ha especializado en particular en este sector, y este año lanza la dedicada a Alfred Hitchcock, que se suma a sus míticos trabajos en recuerdo de Agatha Christie, Oscar Wilde o F. Scott Fitzgerald. Los detalles cinematográficos de la estilográfica son incontables, como la reproducción de celuloide en cercos o el perfil del cineasta en el plumín.

Montblanc se ha hecho fuerte entre los clientes rusos y árabes, mientras que en Estados Unidos y entre algunos de los acérrimos coleccionistas de las plumas se mantiene el culto a marcas como Waterman o Parker. La primera cuenta como bandera de lujo con su modelo de oro macizo Exception, mientras que la segunda sigue manteniendo como bandera una relación calidad-precio que le ha permitido acumular modelos históricos, uno de los cuales, el Duofold, se recuerda ahora en una serie limitada.

Las marcas italianas brillan con producciones más artesanales

El tercer grupo de élite en discordia es el de las marcas italianas, más exclusivas, con materiales más sencillos, y de producción con rasgos más artesanales. Montegrappa, que ha publicado varias ediciones de homenaje a Muhammad Ali -la destacada más arriba es una de ellas; otra recuerda el combate contra Joe Frasier en Manila-, es la de mayor precio por materiales, aunque Visconti y Omas aportan también gran calidad.

La nueva tecnología de Parker

El principal lanzamiento del momento es lo que Parker califica como "el quinto sistema" de la escritura, tras estilográficas, bolígrafos, rollers y portaminas. La tecnología Parker 5th ofrece, con aspecto de pluma gracias a su punta de metal, recargas que garantizan escritura suave y una reposición totalmente limpia.

El objetivo expreso de la marca era lograr mantener la elegancia y el placer en el empleo de la estilográfica eliminando sus inconvenientes: "Es una solución para quienes nunca han entrado en el mundo de la escritura con pluma. Una vez hayan probado este sistema, nunca lo abandonarán", afirma el presidente mundial de la marca, Jean-Charles Hita.

De momento, Parker ofrece con esta tecnología la colección Parker Ingenuity, que se presenta en dos tamaños y, cada uno, con diseños masculino -acabados en cromo y laca negra, en la imagen superior- y femenino -acabados en oro rosa y laca perlada-. Su precio es de 135 a 160 euros.