Aprueba el borrador de su ambiciosa reforma fiscal

El primer ministro japonés da el primer paso para ratificar la subida de impuestos

El Gabinete del primer ministro japonés, Yoshihiko Noda, aprobó hoy el borrador de su ambiciosa reforma fiscal, lo que supone el primer paso para ratificar una polémica subida de impuestos, informó la agencia de noticias Kyodo.

Con la reforma fiscal, que rechaza la oposición, el Gobierno prevé aumentar en 2014 el impuesto sobre el consumo del actual 5% al 8%, para posteriormente aumentarlo en 2015 hasta el 10 por ciento.

La ley también incluye la reforma del sistema de la seguridad social, encaminada a cubrir los costes de una de las sociedades más envejecidas del mundo, así como la revisión del gasto de la administración, con medidas como la reducción del número de escaños en la Dieta (Parlamento) o la rebaja de los salarios de los funcionarios públicos.

A pesar de que Noda ha multiplicado las negociaciones con los principales partidos de la oposición, que controlan la Cámara Alta, aún debe convencer a la Dieta para poder aprobar la medida, detalló Kyodo.

Para allanar el camino negociador Noda sustituyó a mediados de enero a cinco ministros para de este modo acercar posturas con el principal grupo opositor, el Partido Liberal Demócrata (PLD).

El jefe del gobierno nombró viceprimer ministro a Katsuya Okada al que asignó también el ministerio encargado de la Reforma Administrativa, que deberá encauzar la compleja reforma, un compromiso que Noda transmitió a la comunidad internacional en la cumbre del G20 organizada en Cannes a principios de noviembre.

Se espera que para finales de marzo el Gabinete pueda presentar en el Parlamento la reforma fiscal, necesaria también para sanear las maltrechas cuentas de Japón, el país con mayor deuda pública del mundo industrializado, que casi duplica su Producto Interior Bruto.