Degrada a otros cinco países europeos

Moody's no se cree que España cumpla con el déficit

Moody's sigue el camino emprendido por Standard & Poor's y Fitch a la hora de seguir desconfiando de las perspectivas de la economía española y de la zona euro. La agencia ha reducido anoche la nota de España desde A1, equivalente a un notable alto, hasta A3 (notable bajo), junto con otras cinco rebajas. La agencia cuenta con que España no cumpla con el 4,4% de déficit este año, y estima, por contra que se vaya al 5,5% o el 6%". Moody's, además, ha puesto a Francia y Reino Unido en perspectiva negativa.

España, hacia abajo
España, hacia abajo

Standard & Poor's abrió el año con una rebaja de calificaciones a España. Después le siguió Fitch apenas dos semanas después. Ahora es el turno de Moody's. La agencia de calificación rebajó hoy la calificación que le otorga a la deuda soberana de España y otros cinco países europeos, al tiempo que colocó en perspectiva negativa a Francia, Austria y Reino Unido, que gozan de la máxima nota: Aaa.

La revisión a la baja de las calificaciones y perspectivas de un total de nueve países europeos "refleja su susceptibilidad a los crecientes riesgos financieros y macroeconómicos que emanan de la crisis de la zona euro", detalló la calificadora en un comunicado. La agencia de medición de riesgo destaca como principal causa de las medidas aplicadas hoy la incertidumbre sobre las reformas institucionales en la zona euro para reformar su marco económico y fiscal, así como las dudas sobre los recursos que se harán disponibles para abordar la crisis. Moody's cita también las débiles perspectivas macroeconómicas en Europa, que "amenazan" la puesta en marcha de los planes de austeridad y las reformas estructurales "necesarias para impulsar la competitividad de sus economías".

Además, las calificaciones de la deuda pública de Eslovenia y Eslovaquia han sido rebajadas en ambos casos desde A1 hasta A2, y la de Malta ha sido degradada desde A2 hasta A3, también todas ellas bajo vigilancia negativa. Por otra parte, la calificadora argumenta su decisión en el impacto que tienen esos factores sobre la confianza de los mercados, que prevé que siga siendo "frágil" y con "un alto potencial a futuras sacudidas para las condiciones de financiación de países y bancos bajo estrés".

En el caso de Italia, Malta, Portugal, Eslovaquia, Eslovenia y España, Moody's detalla que su perspectiva es negativa "debido a la incertidumbre sobre las condiciones de financiación en los próximos trimestres y el impacto correspondiente que pueda tener sobre su calidad crediticia".

Moody's señala dos factores fundamentales para ser más severo con España que con el resto. Según sus cálculos, la desviación presupuestaria de 2011, con un déficit público por encima de 8%, impedirá recortar este año ese saldo más allá del "5,5% o el 6% del PIB", muy lejos del objetivo fijado, el 4,4%. Y la recesión golpeará en la economía española con más fuerza, lo que Moody's traduce en una caída del PIB de entre el 1% y el 1,5%. "En dos años, el nivel de deuda pública de España, una de sus principales fortalezas en la crisis, puede superar el 80% del PIB".

Por lo que se refiere a Austria, Francia y Reino Unido, los tres países con matrícula de honor o "Aaa" que han visto cómo su perspectiva pasa de "estable" a "negativa", el cambio "refleja la existencia de un número de presiones crediticias específicas que podrían exacerbar la susceptibilidad de las cuentas de esos países y de sus programas de austeridad".