Revisa a la baja el valor de Unedisa

La matriz de 'El Mundo', obligada a sanear su inversión en España

RCS, la matriz italiana de Unidad Editorial, se ha visto obligada a sanear su inversión en España. La revisión a la baja del valor del grupo editor de 'El Mundo', 'Expansión' o 'Marca' tendrá un impacto de 300 millones.

El consejo de administración del grupo italiano RCS aprobó ayer los resultados preliminares de 2011, ejercicio que cerró con una caída del Ebitda de casi el 10%. En la reunión se trató también de dar una solución a la delicada situación económica de Unidad Editorial (Unedisa), su filial española.

Y es que Unedisa acumula unas pérdidas consolidadas de 83,55 millones de euros en los últimos tres ejercicios, según las últimas cuentas depositadas en el Registro Mercantil, de 2010.

Además, la editora de El Mundo, Expansión y Marca presenta un fondo de maniobra negativo que, al cierre de 2010, era de 456,11 millones de euros. Una situación que exige el apoyo financiero, garantizado por escrito, de la matriz RCS Mediagroup para poder asegurar que la actividad del grupo tiene continuidad.

En este contexto, el consejo de RCS ha decidido revisar a la baja el valor de sus activos en España, con un impacto sobre su balance que rondará los 300 millones de euros, según informó ayer el grupo. La devaluación tendrá efectos tanto en las cuentas de 2011 como, sobre todo, en las de 2012.

La mayor parte del impacto se cargará contra fondos propios, lo que evitará que los socios de RCS tengan que acudir a una ampliación de capital, como se llegó manejar en las últimas semanas, cuando el grupo italiano creía que el impacto de la devaluación de Unedisa podría llegar a los 500-600 millones.

Compra de Recoletos

La reducción del valor de la filial española está relacionada con el fondo de comercio que se generó tras la compra del grupo Recoletos por parte de Unedisa en 2007. A 31 de diciembre de 2010, el saldo de este fondo era de 643,2 millones y los gestores de la editora no consideraban que tuvieran que registrar deterioro alguno pese a los malos resultados económicos de los últimos años.

Con un nivel de efectivo y otros activos líquidos de solo 7,6 millones de euros (7,58 millones en cuentas bancarias y 68.000 euros de saldos en caja), Unedisa depende de forma decisiva de préstamos procedentes de su matriz. Según las cuentas de 2010, los créditos procedentes de sus accionistas italianos sumaban 920 millones.

Según las cuentas preliminares aprobadas ayer, RCS cerró 2011 con una caída en el beneficio bruto de explotación (Ebitda) de casi el 10%, hasta los 188,6 millones. La facturación consolidada del grupo se redujo un 2,7%, hasta los 2.075 millones de euros.