Resultados

Los ingresos de Gómez-Acebo & Pombo caen un 7,7%

Los grandes despachos de abogados, que hasta ahora apenas habían sufrido la crisis, empiezan a resentirse. Manuel Martín, socio director de Gómez-Acebo & Pombo, anunció hoy que la firma cerró el pasado año con un volumen de negocio de 62,8 millones de euros, lo que representa un descenso del 7,7% respecto al ejercicio anterior. Martín explicó que mientras que la primera parte de 2011 se comportó de forma esperada, a partir de octubre la situación empeoró considerablemente.

Ante este entorno, el socio director del cuarto despacho español decidió realizar "una limpieza histórica de horas facturadas y que probablemente no se iban a cobrar". En total, 24.000 horas facturadas se pusieron a valor cero, lo que ha originado la caída de ingresos.

Para este 2012, Manuel Martín no prevé una mejora importante. Su objetivo será mantener los ingresos o crecer un 1%. "Los números serán los mismos pero se alcanzarán de forma diferente, con menos estructura y siendo muy agresivos en la reducción de costes", asegura.

Gómez-Acebo & Pombo terminó el año pasado con 285 profesionales frente a los 330 que tenía en 2010, lo que supone 45 abogados menos. La firma podría seguir amortizando puestos con el objetivo de alcanzar una dimensión adecuada, que estaría en el entorno de los 250 profesionales.

"Buscamos un modelo más eficiente, con menores costes y más productividad", explicó Martín. No obstante, Gómez-Acebo & Pombo aprobó el nombramiento de cinco nuevos socios: Leonor Chastre, del área de Propiedad Industrial (Lisboa), Javier Seijo, del área Fiscal (Madrid), Alfonso Fernández-Puebla, del área Inmobiliaria (Madrid), Javier Vinuesa, del área Fiscal y Eduardo Castillo, del área de Propiedad Industrial. Por otro lado, se ha nombrado a Fernando Igartúa, como vicepresidente de la firma.