La firma ha invertido 3,5 millones en tres años para ganar tamaño

BCN Consultors aspira a Madrid tras integrar siete despachos

BCN Consultors aspira a Madrid tras integrar siete despachos
BCN Consultors aspira a Madrid tras integrar siete despachos

La historia de BCN Consultors comenzó cuando Nemesio Domínguez (Nerva, 1956), actual administrador de la compañía, decidió vender su empresa Distridam SA, dedicada a la distribución de bebidas, para comprar una participación de un pequeño despacho de abogados en Barcelona. El giro respondía a la falta de interés de los hijos en el negocio familiar y a la alta preparación de uno de ellos, Marc Domínguez (Barcelona, 1981), licenciado en Económicas y Derecho por la Universidad Pompeu i Fabra y máster en Asesoría Fiscal y MBA por Esade, formación esta última que está terminando.

Del 33% de Astecla -la firma adquirida en 2004- se pasó al 100% en tan solo dos meses tras invertir 600.000 euros. En 2005, Marc Domínguez se incorporó a la sociedad, como él mismo indica, "para aprender" y a finales de 2008, en plena crisis, asumió la dirección de la compañía.

Integración en plena crisis

Fue entonces cuando BCN Consultors decidió crecer adquiriendo tamaño. "En el mercado existían o bien los grandes bufetes profesionales, con honorarios muy altos, o bien pequeños despachos, que no contaban con servicios de alta gama", explica Marc Domínguez. "La idea era reunir a un equipo de profesionales, igual de buenos que los que tiene una gran firma, pero más competitivos en honorarios gracias a nuestra estructura más reducida, ágil y eficiente", agrega.

Para ganar tamaño se estudiaron varias posibilidades, pero finalmente, "con sus pros y sus contras", se optó por la adquisición de otras firmas. Nada menos que siete, todas ellas en el entorno de Barcelona, en un periodo récord de tres años. BCN Consultors es hoy el resultado de la unión de Astecla con Grup 3, Barna 2000 Juvet, Gespyme, Jordi Pella Bové, BMM Laboral y finalmente Forteza, una entidad creada en 1946, que se compró el pasado mes de enero. La sede se situó en la selecta calle Balmes.

"Cuando uno se dedica a los servicios, debe saber que todos los movimientos que decida realizar tienen que ser rápidos para dar confianza al cliente", aclara Marc Domínguez.

La inversión de todas estas compañías de servicios profesionales ha ascendido a un total de 3,5 millones de euros, sin incluir las oficinas. La plantilla, que en un principio era de 12 personas, alcanza ahora una treintena de profesionales. "En este proceso, hemos tenido que reorganizar la estructura para detectar qué perfiles faltaban. No todos los profesionales de las asesorías y despachos se quedaron, pero el equipo actual, salvo los seis directores, que hemos fichado de otras empresas, está compuesto por profesionales llegados de las adquisiciones", añade Marc Domínguez.

Actualmente, la facturación de BCN Consultors asciende a dos millones de euros anuales, con crecimientos del 30%, muy por encima del resto del sector. De hecho, la mayoría de las grandes firmas de la abogacía española apenas han incrementado sus ingresos en este último año y quienes lo han hecho han experimentado subidas muy leves.

Después de haber alcanzado un tamaño medio-alto, incluso abriendo una delegación en Vic, BCN Consultors quiere dar el salto a la capital. Integrar una firma en Madrid sería el objetivo para los próximos años 2013-2014. "Estamos ya en un momento diferente y por lo tanto, ahora buscamos firmas que sumen. Que tengan un perfil ya similar a nosotros", menciona el gerente de BCN Consultors.

Entre sus clientes se encuentran un total de 2.000 empresas, entre pequeñas, medianas y grandes empresas. "Los pilares básicos de nuestra actividad son la parte económica, que dividimos en financiera y fiscal, además del área de laboral y recursos humanos, que hemos empezado recientemente, y el legal", comenta Marc Domínguez.

A diferencia de la mayoría de despachos, BCN Consultors se caracteriza por estar regida por criterios empresariales: sus procedimientos de trabajo siguen metodología para asegurar la calidad, convirtiéndose en uno de los pocos bufetes certificados por Aenor según norma ISO. Además, aunque sus directores no tienen participación empresarial, como suele corresponder a la figura de socio director, sí cuentan con retribución variable en función de resultados.

En la política de honorarios, la empresa realiza presupuestos a medida. "No estamos a favor de una facturación de cuotas, porque no es honesto", dice.

Las cifras

2 millones de euros anuales es la facturación de BCN Consultors. Los ingresos de la firma han crecido en el último ejercicio un 30%, muy por encima del resto del sector.

600.000 euros fue la inversión inicial para adquirir la primera firma.

30 profesionales integran el equipo del despacho. BCN Consultors cuenta con dos sedes, una en Barcelona y otra en Vic.