Análisis semanal

Gamesa, viento en contra

Dice el refranero que a perro flaco todo son pulgas y en el Ibex 35 uno de los perros más flacos es Gamesa, empresa dedicada a la fabricación de molinos eólicos y a la promoción de parques a la que últimamente parece que todo le salga en contra.

Si con el anterior gobierno fueron las dudas sobre las subvenciones a las energías renovables que se alargaron en el tiempo perjudicando al sector, la suspensión de subvenciones a las energías renovables anunciada por el nuevo gobierno le ha dado la puntilla, pero además se han sumado el posible parón en Estados Unidos ante la falta de apoyo que tiene Obama para sacar adelante en el Congreso las ayudas a las renovables y hoy Vestas, su mayor rival, que ha publicado resultados con pérdidas y anunciado el despido del 10% de su plantilla para reducir gastos.

Con todo esto el panorama no parece demasiado alentador para este tipo de empresas, muy necesitadas de financiación para el desarrollo de sus proyectos en un entorno en el que no es algo que abunde precisamente, a pesar de lo cual vamos a echar un vistazo a su gráfico para ver cuál es su situación técnica.

Lo primero a destacar es que al cierre de ayer la pérdida desde los máximos absolutos (35.77 euros el 6 de noviembre de 2007) es del 91%, cotizando cerca de los mínimos alcanzados por el valor en 2.91 euros, lo que nos deja bien a las claras la tendencia aplastantemente bajista que guía al valor desde que a mediados de 2008 hizo un doble techo y se giró a la baja.

Si miramos un gráfico diario podemos ver como desde finales de septiembre está aguantándose en el soporte de los 3 euros, aunque rebotando como las piedras planas que tirábamos al agua de pequeños cada vez con menor impulso. La pérdida de los 2,90 euros en cierres podría generar un nuevo tramo a la baja, seguramente fuerte al entrar en caída libre sin soportes conocidos por debajo de ese nivel.

Por arriba la primera resistencia la podríamos fijar en los 3.57 euros y la siguiente y más importante entre los 4.00 y los 4.20, niveles donde coinciden resistencias horizontales y la media de 200 sesiones diaria, que en tendencia bajista no debería ser fácil de pasar. Solo una subida por encima de esos niveles, mejor si viene acompañada de una subida del volumen, haría pensar en una recuperación del valor para el medio/largo plazo.

Mientras no rompa por arriba los 4,20 o por abajo los 2,90 el valor se moverá en un lateral del que no podemos saber a priori si es parte de una fase de acumulación o de una de consolidación de las últimas caídas, por lo que salvo para trading resulta poco recomendable entrar en él. Si nos fijamos en el indicador acumulación/distribución, de momento no se ve el más mínimo signo de acumulación en el mismo, por lo que parece que el interés de las manos fuertes de momento es nulo.

Resumiendo, Gamesa es un valor bajista en el que no se debe entrar, al menos para largo plazo, mientras no se vean signos claros de vuelta al alza. Creo que la energía eólica es la más desarrollada entre las renovables y la que más se puede beneficiar de un entorno favorable llegado el caso, pero parece que por el momento aún es pronto para volver a confiar en valores del sector.

Quizás una de las cosas favorables es que casi todo lo malo debería estar ya descontado en el valor, lo que por sentimiento contrario quizás nos esté indicando que ha llegado el momento de seguirle de cerca por si algún día despierta ahora que ya todo el mundo ha tirado la toalla.