Confía en un acuerdo en Grecia

Guindos prevé que queden 12 entidades tras la reforma

El ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, ha señalado este jueves que tras la reforma financiera pueden quedar en España una docena de entidades. De Guindos confía en que haya un acuerdo sobre la deuda griega y advierte del riesgo de contagio a otros países.

El ministro ha afirmado esta mañana en una entrevista a Onda Cero que tras la reestructuración del sector financiero español pueden quedar una "docena" de entidades. Actualmente el número de bancos y cajas se sitúa en 21.

Guindos considera que ese proceso de concentración no tiene por qué mermar el crédito, que ahora cae a un ritmo entre el 5 y el 10%.

"Tenemos que buscar que haya entidades en condiciones de competir, que no tienen porque ser pocas, pueden ser perfectamente a nivel nacional una docena", ha precisado. "Eso determinaría una situación en la cual habría una competencia que pondría a disposición de los ciudadanos los créditos que necesitamos", ha añadido el ministro de Economía y Competitividad.

Según Guindos, ahora lo que ocurre es que el crédito no fluye y además se da una situación "paradójica" y es que las entidades sólo dan crédito a aquellos a los que piensan que si no se le renueva "van a caer y les van a montar un agujero adicional".

Guindos, que participará en la reunión extraordinaria a la que ha sido convocada esta tarde el Eurogrupo para discutir sobre el rescate heleno, ha subrayado que, de no haber acuerdo, se abriría una vía "novedosa e impredecible" sobre lo que podría ocurrir, existiendo la posibilidad de un contagio a otros países. "Pero yo espero que haya acuerdo esta noche", ha dicho.

El ministro ha subrayado que el "drama griego" no es ya un problema económico, sino político, porque el Gobierno heleno no ha hecho lo que debía en materia de ajuste presupuestario de reformas, como sí han hecho Portugal e Irlanda.

Para el ministro, el caso griego está demostrando que hay mecanismos que no funcionan en la UE pues un país que sólo representa el 2% del PIB de la Unión ha sido capaz de generar él sólo este "mal entorno y mal ambiente" dentro de la UE.