Apoyo

Los profesores de enseñanza concertada en Madrid avalan la zona única para elegir colegio

La libre elección de centro escolar está generando partidarios y detractores entre los profesionales y políticos. Miguel Muñiz, secretario general de FSIE Madrid (centros concertados), que agrupa a los trabajadores de la enseñanza privada y concertada de la Comunidad de Madrid, considera "acertada" la decisión de la presidenta madrileña Esperanza Aguirre de crear una zona única en Madrid para que los padres puedan elegir el centro educativo que deseen, independientemente si le corresponde o no por zona.

Aguirre quiere que en el próximo curso 164 municipios de los 179 que tiene la comunidad instauren la zona única de escolarización y ampliarlo a toda la región en el curso 2013/2014. En opinión de Muñiz, "esta medida evitará que los padres tengan que escolarizar a sus hijos en los centros más cercanos, cuando en algunas circunstancias a los progenitores les resulta más ventajoso hacerlo cerca de donde trabajan o donde viven los abuelos".

Los socialistas, sin embargo, califican la iniciativa de "aberración". El portavoz socialista en Educación, Eusebio González, cree que "el área única sanitaria generará guetos al facilitar que sean los centros educativos quienes seleccionen a los alumnos y no al contrario." Desde su punto de vista, "puede darse la paradoja que una familia no pueda llevar a su hijo al centro que está enfrente de su casa".

Para evitar que eso ocurra, uno de los baremos que más influirán será la renta mínima de inmersión, que tendrá un valor de dos puntos. Los representantes de la enseñanza concertada, sin embargo, aseguran que la propuesta afectará a pocas personas. La presidenta de la Comunidad de Madrid también propondrá un nuevo sistema de admisión para los alumnos, en el que se prime la existencia de hermanos o que los progenitores hayan estudiado en el centro, pero no que los estudiantes sean celíacos.

Respecto a la derogación de los temarios de oposiciones de docentes, los profesores del sindicato independiente ANPE afirmaron que supone un "nuevo motivo de desconcierto a los aspirantes a la función pública". El preámbulo de la Orden deroga los temarios de oposiciones vigentes y prorroga los anteriores a 2011.