Cierre de sesión

Wall Street empata ante la demora de un acuerdo en Grecia

La Bolsa de Nueva York cierra plana la jornada a la espera de la toma de decisiones desde Grecia. Los tres selectivos de referencia cotizan tímidamente al alza.

Letrero de Wall Street
Letrero de Wall Street

El parqué neoyorquino ha vivido una jornada de quiero y no puedo. El misterio griego, que puede llegar mañana a buen puerto si finalmente se aprueba el segundo rescate al país heleno, ha mantenido la Bolsa de Nueva York a la expectativa y en standby.

Al cierre del mercado, el Dow Jones sube un 0,04% (12.883 puntos), el S&P 500 gana un 0,22% (1.349 puntos) y el Nasdaq asciende un 0,41% (2.915 puntos).

Un día más, la dirección en el parqué neoyorquino venía marcada por la evolución de los acontecimientos en Grecia, donde el primer ministro, Lucas Papademos, y los líderes de los partidos de la coalición mantenían una crucial reunión para llegar a un acuerdo que desbloquee el nuevo tramo de ayuda internacional para salvar al país de la quiebra. Los inversores también se dejaban influir por la decisión de los ministros de Economía y Finanzas de la eurozona (Eurogrupo) de reunirse mañana a las seis de la tarde para analizar los elementos del segundo rescate a Grecia.

Empresas

El apartado corporativo acoge varios protagonistas esta jornada. Entre los destacados, sobresale Moody's, que ha decepcionado con los resultados presentados: 0,43 dólares por acción, por debajo de las expectativas de 0,48 dólares/título y peores también que los 0,58 obtenidos el pasado año. El valor acaba el miércoles anotando un recorte superior al 2%.

Aún peores resultan los números ofrecidos por Sprint Nextel. La operadora de telefonía arroja pérdidas de 0,43 dólares por acción, frente a las pérdidas del ejercicio anterior de 0,31 dólares. Los títulos se desploman más de un 6%.

Respecto a las materias primas, el petróleo West Texas se encarece el 0,3 % y acaba en 98,71 dólares por barril, después de que las reservas de crudo de Estados Unidos aumentaran la semana pasada en 300.000 barriles, menos de lo anticipado por los expertos del sector.