La entidad presidida por Rato, a un escalón del "bono basura"

Moody's recorta el rating de Bankia y Novagalicia

Moody's ha recortado los rating de Bankia por su "baja capacidad de absorción de riesgos" bajo varios escenarios de deterioro adicional del mercado inmobiliario en España.

Concretamente, Moody's ha recortado la deuda senior de Bankia hasta Baa3 desde Baa2, así como su nota de fortaleza financiera desde D+ hasta D-. Asimismo, ha bajado el rating de su matriz Banco Financiero y de Ahorros (BFA) desde Ba2 hasta Ba3. Tanto los rating de Bankia como de BFA tienen perspectiva negativa.

La agencia de evaluación de riesgos toma en cuenta para sus rating unos escenarios sobre la evolución de la economía española similares a los registrados en Irlanda y un deterioro de la situación inmobiliaria parecida a la registrada por la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM) antes de su intervención por parte del Banco de España.

Según especifica Moody's, sus análisis toman en cuenta un deterioro sustancial de los indicadores macroeconómicos de España que reducirán progresivamente la capacidad de generación de beneficios y de capital de la banca española y que derivarán en un deterioro adicional de su calidad de activos.

BANKIA 1,99 -0,97%

Por otro lado, la firma explica que los recortes de las notas de Bankia reflejan el tamaño de sus vencimientos de deuda para el ejercicio en curso, de unos 20.000 millones de euros, en el actual entorno de restricciones de acceso a los mercados de capitales para la mayoría de entidades españolas.

Por su parte, fuentes de la entidad que preside Rodrigo Rato estimaron que la rebaja de sus calificaciones "es consecuencia de la bajada del rating soberano de España".

Bankia considera que, una vez se consigan los ahorros de costes y beneficios de la integración, así como el plan de recapitalización, las calificaciones de la entidad podrán volver a estabilizarse y mejorar.

Rebaja a Novagalicia

La agencia de calificación también ha recortado el rating de Novagalicia Banco por las nuevas exigencias de saneamiento para cubrir pérdidas por la exposición inmobiliaria en el marco de la reforma financiera aprobada por el Gobierno. La firma justifica su decisión por el deterioro del perfil de crédito de la entidad y por "la creciente probabilidad" de que Novagalicia banco necesite recursos, ya sean públicos o privados, para cubrir sus necesidades de capital.

Concretamente, Moody's ha recortado el rating de Novagalicia Banco a Ba1 desde Baa3 y ha bajado su nota de fortaleza financiera desde D+ hasta E+.