El objetivo es evitar la subasta al mejor postor

CatalunyaCaixa no saldrá a subasta antes de octubre

CatalunyaCaixa y NovaGalicia, controladas por el Estado, no saldrán a subasta antes de octubre por si alguna de las dos entidades encuentra un inversor que evite la subasta al mejor postor.

Según ha explicado una fuente del Ministerio de Economía, ambas cajas no saldrán a subasta antes del mes de octubre, aunque el objetivo es incentivar una segunda ronda de fusiones. Aún así, ambas cajas seguirán teniendo de plazo hasta finales de septiembre para captar inversores.

Desde que en otoño pasado el Estado tomó el control de ambas entidades, el grupo fruto de la unión de las dos cajas gallegas ha seguido tratando de buscar inversores privados para evitar caer en subasta al mejor postor.

Y podrá seguir haciéndolo, aunque el nuevo real decreto de saneamiento del sistema financiero diga que se suprime la posibilidad que tenía el FROB de desinvertir, en el plazo de uno o dos años, los títulos adquiridos a las entidades emisoras o a terceros inversores propuestos por la entidad.

Fuentes del Ministerio han explicado que esto no afecta ni a NovaGalicia ni a CatalunyaCaixa, sino que es aplicable a los casos futuros, si bien el sector da por hecho desde hace meses que la salida de las dos cajas es la subasta, algo que se vio especialmente como única opción en el caso de la catalana.

A la espera de que se den esas pujas, el Estado tiene en marcha la subasta de Unnim, entidad por la que se han interesado el Banco Santander, BBVA, el fondo JC Flowers, además de Banco Popular, Ibercaja y Bankia, tal y como ha confirmado su presidente, Rodrigo Rato.

De mantenerse el calendario, Unnim será previsiblemente subastada a finales de febrero y el intervenido Banco de Valencia, ya en marzo, lo que dará a las entidades adjudicatarias la opción de pedir una prórroga hasta 2013 para acometer el saneamiento adicional de su exposición al ladrillo.