Los minutos más caros de la tele

115 millones de espectadores en juego en la Super Bowl

Este domingo se disputa la final de la liga de fútbol americano, la Super Bowl, que el año pasado fue vista por 111 millones de espectadores, cifra que este año podría superarse. Los anunciantes pagarán este año entre 3,5 y 4 millones por 30 segundos de publicidad.

La presentadora de televisión estadounidense, Katie Darly, en un acto de promoción de la XLVI edición de la Super Bowl.
La presentadora de televisión estadounidense, Katie Darly, en un acto de promoción de la XLVI edición de la Super Bowl.

Hasta 5,1 millones de estadounidenses estrenarán televisor este domingo, según la agencia Bloomberg, con motivo de la Super Bowl, la final de fútbol americano, que mantendrá pegados a la pantalla a 115 millones de espectadores. El partido se disputará en el Lucas Field Stadium de Indianápolis y enfrentará a los New York Giants contra los New England Patriots. Pero lo deportivo, como ya es costumbre, es lo de menos. Cenas y fiestas se celebrarán por todo Estados Unidos, donde se calcula que se van a consumir snacks y aperitivos por valor de 500 millones de euros.

Con semejante audiencia, el precio de la publicidad se dispara. La NBC, la afortunada cadena que retransmitirá el partido este año, ha vendido espacio para 70 anuncios y dedicará 20 minutos para promocionar sus series y programas. En 2010, emitir un anuncio de 30 segundos costaba unos 3 millones de dólares frente a los 3,5 o 4 que vale este año.

Mientras en ediciones anteriores los anunciantes guardaban con celo sus creaciones, este año más de una empresa ha optado por colgar los vídeos en Internet para evitar filtraciones. Así, KIA ha colgado en YouTube la versión extendida de su anuncio: cinco horas con la modelo Adriana Lima a cámara lenta. Por su parte, Volkswagen intentará repetir el éxito del año pasado con una secuela del niño disfrazado de Darth Vader y Audi se ha decantado por mostrar ya su promoción, protagonizada por jóvenes vampiros.

En esta edición de la Super Bowl tampoco faltarán los famosos. Madonna será la encargada de amenizar el descanso con una actuación musical para presentar su nuevo disco. El fútbol europeo o soccer, como se le conoce en Estados Unidos, tendrá esta vez su hueco en la competición de fútbol americano. El inglés David Beckham asistirá a la final ya que presta su imagen a la publicidad de la marca sueca H&M.