El supervisor abrió seis expendientes en 2011

La CNMV reconoce un "problema obvio" en la comercialización de preferentes

La CNMV (Comisión Nacional del Mercado de Valores) ha reconocido hoy que ha habido "un problema obvio" en la comercialización de preferentes, que se han vendido masivamente en la red de oficinas en muchos casos sin los pertinentes test de idoneidad

La venata de participaciones preferentes, un híbrido entre bono y acción, no ha tenido un problema de transparencia en la información disponible, pero sí uno de comercialización. Es decir, se ha vendido un producto complejo a inversores no preparados. Así lo ha reconocido hoy el presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Julio Segura.

"No hay problemas de transparencia, porque toda la información sobre el producto viene detallada en el tríptico informativo. Pero si se han detectado problemas en la comercialización, referentes a [la no realización de] los test de idoneidad y conveniencia. Aquí sí que ha habido un problema. Desde 2011, la CNMV ha abierto seis expedientes por la comercialización de este tipo de productos", explicó Segura en la rueda de prensa posterior a la presentación del Plan de Actividades de 2012.

El presidente del organismo supervisor cifró en 11.300 millones el valor de las preferentes que aún están vigentes en los mercados. En mayo del año pasado, el volumen ascendía a 30.000 millones. El hecho de que los criterios de solvencia de Basilea no reconozcan las preferentes como capital de máxima calidad, ha llevado a las entidades a emprender programas de canje de títulos para deshacerse de ellas.

Precisamente, la CNMV publicará este año una guía para las entidades con los criterios que deben seguir en el canje de emisiones de renta fija existentes por otros nuevos productos. El criterio principal es que el canje no se puede hacer por otro producto más complejo y difícil de entender. En este sentido, Segura puso como ejemplo que no se pueden canjear las preferentes por los llamados Cocos (Bonos Convertibles Contingentes), que sí son considerados capital de máxima calidad.

El presidente de la CNMV también calificó de "inaceptable" que en las oficinas se casen preferentes al 100% de su valor nominal. Esto ocurre cuando la oficina casa la compra/venta de preferentes entre clientes. "Esto beneficia al vendedor, pero perjudica al comprador". La razón es que la crisis financiera ha hecho que el valor de mercado de las preferentes sea sustancialmente inferior a su valor nominal.