Un año después de su anuncio

Bruselas confirma el veto de la fusión entre NYSE y Deutsche Börse

Un año después de que NYSE Euronext y Deutsche Börse anunciaran la creación de la mayor Bolsa del mundo, la operación se queda en el aire. Bruselas ha confirmado el veto a la operación.

Deutsche Börse acaba de confirmar a través de un comunicado que Europa no acepta su alianza con NYSE Euronext. al consideran una operación "inadmisible" de acuerdo a las leyes de competencia establecidas. "Es un día negro para Europa y para el futuro competitivo de los mercados financieros globales. La decisión de la Comisión Europea no responde a la realidad", explicó la Bolsa en nota de prensa. Reto Francioni, consejero delegado de Deutsche Börse ha comentado que la Bolsa alemana tiene tamaño suficiente para seguir creciendo en solitario y que "continuará trabajando junto con el Gobierno para favorecer la estabilidad e integridad de los mercados".

La Comisión se ha opuesto desde un principio a esta alianza por el monopolio que hubiera supuesto en el mercado de derivados denominados en euros. Bruselas propuso a las compañías que cedieran alguno de los mercados de futuros, Liffe y Euronext, algo que no aceptaron.

El siguiente paso que podrían dar el mercado estadounidense y el alemán sería la presentación de un recurso ante el Tribunal de Justicia Europeo, pero éste tardaría en pronunciarse unos dos años. Para algunos expertos esto significa que la operación ya se queda sin posibilidad de salir adelante.

Lo que por otro lado queda abierto es el mapa de operaciones de concentración dentro del sector, donde las piezas más sólidas permanecen en solitario. BME reconoció en el folleto de su salida a Bolsa en 2006 que había mantenido contactos con Deutsche Börse para sopesar alguna operación, que no llegó a materializarse. Actualmente, la Bolsa alemana comparte negocios con la española, y para los analistas la lógica es que en un futuro los dos mercados pasen por una alianza global.

Nasdaq lanzó una opa hostil sobre NYSE en el momento de conocer su intención con Deutsche Börse, que no salió adelante. Nasdaq y la Bolsa de Londres han sido los mercados que más en contra han estado de esta fusión.