El beneficio asciende a 479,6 millones

Popular gana un 18,7% menos tras provisionar 466 millones extra

Banco Poular ganó 479,6 millones de euros en 2011, una cifra que supone un descenso del 18,7% respecto al año anterior. La entidad destinó casi todas las plusvalías obtenidas de la operación con Allianz (hasta 466 millones) para sanear su balance de activos inmobiliarios. El resultado está en línea con lo esperado por los analistas.

La banca acelera las dotaciones extraordinarias para sanear su cartera de ladrillo. Banco Popular, sin embargo, se muestra algo más cauto. La entidad anticipó al primer trimestre las dotaciones extraordinarias, a las que destinó un total de 466 millones, casi todas las obtenidas en la reorganización de sus operaciones con la aseguradora alemana Allianz. De este total, 325 millones se destinaron a inmuebles, y el resto (141 millones), a créditos. En total, se han realizado provisiones por 738 millones frente a 602 millones en el ejercicio anterior, según los datos facilitados al regulador.

Balance

En un entorno de fuerte restricción del crédito, Popular ha aumentado sus préstamos un 0,7% y ha incrementado el pasivo minorista un 1,2%. Total recursos de la clientela crecen un 1,2% hasta 61.285 millones, cion un alza del 0,5% captado en depósitos.

Cuenta de resultados

De esta manera, el margen de intereses se deteriora un 14% año contra año pero, subraya el banco, repunta un 2,3% con respecto al tercer trimestre estanco gracias a la repreciación al alza de la cartera crediticia y al inicio de la caída de tipos que se traslada rápidamente a la financiación mayorista.

El margen bruto por su parte se deteriora un 11,8% en el año, representando una disminución de 401 millones de euros antes de impuestos. Adicionalmente al margen de intereses, cuya evolución se ha explicado anteriormente, destaca el buen comportamiento de las comisiones que presentan una mejora del 1,6% con respecto al mismo periodo del ejercicio anterior, fruto del incremento de las comisiones bancarias y pese al mal comportamiento de las comisiones asociadas a gestión de activos, actividad muy penalizada por las caídas de los índices y la fuerte aversión al riesgo.

Como era de esperar, los resultados de operaciones financieras sufren un deterioro con respecto al ejercicio anterior con una caída del 43,9% fruto del menor volumen de operaciones de recompra de emisiones propias.

En relación a los gastos, se mantiene la tendencia al alza de los gastos de administración, que suben el 5% en relación con el ejercicio anterior, por inversiones tecnológicas, gastos de publicidad e IVA, fundamentalmente, y el control de los gastos de personal que se mantienen planos durante el ejercicio.

Como consecuencia de lo anterior, el margen típico de explotación alcanza a cierre del ejercicio los 1.627 millones, 468 millones menos que en el mismo periodo del ejercicio anterior, lo cual representa una caída del 22%. En la parte baja de la cuenta, el beneficio sufrió un retroceso del 18,7%.

Morosidad

La tasa de mora se mantiene relativamente estable frente al tercer trimestre y se sitúa en el 5,99% al final del ejercicio frente al 5,85% de septiembre y el 5,27% de diciembre de 2010. Las entradas netas en mora por su parte se sitúan en 2.162 millones en el presente ejercicio frente a 1.819 millones en 2010 como consecuencia de un repunte en el tercer trimestre derivado de una menor tasa de recuperación que se sitúa a final de año por encima del 50%.

El ratio de core capital, calculado de acuerdo con los criterios vigentes, se situó a final de año en el 10,04%, frente al 9,43% al final del ejercicio 2010 y al 9,76% a final de septiembre. Por su parte el Tier 1 es del 10,04%, 37 puntos básicos por encima de diciembre de 2010 y 28 por encima del alcanzado en septiembre de 2011. La entidad recalca en su informe que "aplicará paulatinamente su plan para alcanzar los requerimientos de EBA antes de 30 de junio".