Reunión en La Moncloa

Mas vincula el apoyo a Rajoy a la aprobación del "pacto fiscal"

"El pacto fiscal determinará la relación de la Generalitat con el Gobierno de Rajoy durante esta legislatura". Así se ha expresado el presidente catalán Artur Mas al término de la reunión mantenida con Mariano Rajoy en La Moncloa. En cualquier caso, Mas ha señalado la voluntad de su Ejecutivo y de Convergència i Unió (CiU) de apoyar al Gobierno en la aprobación de reformas "urgentes" como la financiera y la laboral.

El presidente de la Generalitat catalana, Artur Mas, durante la rueda de prensa posterior al encuentro con Mariano Rajoy
El presidente de la Generalitat catalana, Artur Mas, durante la rueda de prensa posterior al encuentro con Mariano Rajoy

En este sentido, Mas ha afirmado que, a corto plazo, el apoyo de la formación nacionalista en el Congreso no tiene contrapartidas. "Simplemente pedimos que se escuche nuestras propuestas". Si bien el PP cuenta con una amplia mayoría parlamentaria, Rajoy intentará que las reformas cuenten con el apoyo de CiU, que ya votó a favor del decreto-ley de medidas fiscales.

En cualquier caso, a medio plazo, Mas ha advertido que la relación entre ambos Ejecutivos estará condicionada a que el Gobierno de Rajoy acepte "el pacto fiscal", es decir, un modelo de financiación para Cataluña similar al concierto vasco. El presidente de la Generalitat ha asegurado que comprende que este tema no sea prioritario para el Gobierno de Rajoy. En este sentido, indica que el Parlamento catalán aprobará con "una amplía mayoría" modificar el modelo de financiación y será en ese momento, a finales de 2012, cuando el Ejecutivo de Mariano Rajoy deberá pronunciarse.

Si bien Mas no ha querido especular acerca de la postura de Rajoy ante pacto fiscal, el presidente del Gobierno ya ha declarado su negativa a permitir que otra comunidad, además del País Vasco y Navarro, aplique un modelo de financiación diferente al del resto de territorios.

Por otra parte, Mas recuerda que el Gobierno central adeuda a Cataluña 750 millones de euros que el anterior Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero se comprometió a pagar en virtud de una disposición del Estatuto catalán. Además, también ha reclamado cerrar el traspaso de competencias. La Generalitat aspira a controlar totalmente los aeropuertos de Gerona, Lérida y Reus.

Reducir el coste de la deuda

En línea con otros Ejecutivos territoriales, Mas ha pedido que la Administración central articule algún mecanismo que permita reducir el coste de colocación de la deuda autonómica. En este sentido, se plantea la posibilidad de que el Tesoro avale de alguna forma las emisiones de deuda de los Gobiernos autonómicos lo que, previsiblemente, debería reducir los intereses.